lunes, marzo 4, 2024
Actualidad

La delegación de Chile ya se encuentra en Caracas para hacer parte de los acuerdos de paz entre el Gobierno nacional y el ELN

La delegación de Chile ya se encuentra en Caracas para hacer parte de los acuerdos de paz entre el Gobierno nacional y el EL

En el marco de la reanudación de los diálogos, hoy llegó la delegación del país austral para ser partícipe y veedor, liderada por Raúl Vergara Meneses.

El senador de la República Iván Cepeda confirmó en RCN Radio que la delegación oficial de Chile ya llegó a Caracas. Este grupo está destinado a formar parte y ser garante de los diálogos de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

“Esa delegación ya está aquí en Caracas y ha comenzado a participar en los trabajos de la mesa de paz, así que se suma este importante respaldo al concierto de países garantes y acompañantes que servirán de testigos de honor y harán que los trabajos de la mesa sean mucho más impactantes y razonantes ante la comunidad internacional”, explicó Cepeda.

“Tengo el agrado de acusar recibo de vuestra atenta carta en la que se invita a Chile a participar en calidad de país garante en la Mesa de Diálogos y el Proceso de Paz que se adelanta por estos días en Caracas, Venezuela”, expresó con agrado el mandatario Gabriel Boric al confirmar que su país formaría parte del proceso. Manifestó estar dispuesto a lo que se necesitara en la ‘construcción de paz’.

 

Raúl Vergara Meneses, excapitán de la Fuerza Aérea de Chile, fue delegado como el representante chileno. El veedor ya había asumido esa responsabilidad antes y con Colombia. En 2014 formó parte del proceso de paz con las antiguas Farc.

Chile no fue el único país invitado. La propuesta enviada el 25 de noviembre por el Gobierno nacional también se destinó a Brasil y México, este último también aceptó integrarse. Por el lado de los brasileños, aún no hay respuesta. En el caso de Europa, fueron invitados Alemania, Suecia, Suiza y España. Noruega, Cuba y Venezuela fueron los primeros países en hacer parte de la reanudación de los diálogos.

 

El equipo negociador de Colombia está integrado con personajes participes del último intento de acuerdos de paz. Pablo Beltrán, jefe negociador; Aureliano Carbonell, comandante del ELN; e Isabel Torres, militante del movimiento, son algunos de los nombres que hacen parte.

 

“En la mesa se deben tener en cuenta todas las medidas humanitarias, la participación de nosotros es esa y, por lo tanto, seguimos con cercanía y preocupación lo que pasa en muchas regiones del país”, indicó para SEMANA en una entrevista el monseñor Héctor Fabio Henao, representante de la Iglesia católica que está en la mesa de diálogo.

Vergara ya está a disposición de Otty Patiño, jefe del equipo negociador de Colombia. Patiño se ha visto expectante e interesado en lo que se está logrado. En noviembre dialogó con SEMANA, afirmando que “la negociación se mueve sobre una carretera pavimentada, vamos en un Ferrari a buena velocidad”.

 

Esta es la séptima oportunidad en la que se pretenda lograr un acuerdo de paz con el ELN, siendo 2019 la última vez. Luego del atentado contra la Escuela de Cadetes General Francisco de Paula Santander, el jefe de Estado de aquel entonces, Iván Duque Márquez, decidió interrumpirlos.

 

“Se permite el regreso de las poblaciones desplazadas por esa organización, de territorios indígenas emberas, a sus resguardos, con garantía de no repetición y de retorno”, aseguró el presidente Gustavo Petro el pasado 3 de diciembre al confirmar el primer punto acordado entre las partes.

La continuidad de los acuerdos se efectuó el 21 de noviembre, donde acordaron “reanudar con plena voluntad política y ética el proceso de diálogo como demanda la gente de los territorios rurales y urbanos que padecen violencia, la exclusión y otros sectores de la sociedad”, expresaron los delegados en la declaración conjunta.

 

Tanto el Gobierno como el ELN pretenden lograr lo obtenido en 2016 durante el mandato de Juan Manuel Santos, lo cual fue concluir los diálogos de paz con el extinto grupo de insurgencia, Farc-EP.