martes, abril 23, 2024
Noticias

Reconocidas marcas de tragos están siendo adulteradas; van 19 muertos en Bogotá y Soacha

Reconocidas marcas de tragos están siendo adulteradas; van 19 muertos en Bogotá y Soacha

Hay una alerta en Bogotá y municipios aledaños como Soacha debido a la distribución y comercialización de botellas de diferentes marcas de licor adulterado.

Según lo revelado por autoridades de salud, solo en Bogotá y Soacha van 19 personas muertas producto de la ingesta de estas bebidas alcohólicas que desadaptados están alterando con otros productos como alcohol etílico.

Y es que la distribución y consumo de estos licores está tan desbordada que a la alerta de Policía y Secretaría de Salud se sumó el INVIMA que lanzó una alerta a nivel nacional advirtiendo sobre reconocidas marcas como Rey de Reyes y Cabañita las cuales están siendo rendidas con metanol.

El consumo de dichos tragos con la sustancia, adherida de forma ilegal, ha desatado intoxicaciones masivas en la capital de la República que en solo días deja un reporte de 16 muertos; además de otros tres fallecidos en Soacha.

Por otro lado, se reportan otras personas hospitalizadas por intoxicación tras ingerir dichas marcas de licor y de las cuales varias presentan graves daños en el sistema neurológico con secuelas que pueden derivar en ceguera o la posterior muerte.

En medio de la emergencia las autoridades avanzan controles por las distintas licoreras, distribuidoras y tiendas de barrio, entre otras, para evitar que los productos adulterados sigan llegando a manos de compradores y poder evitar mayores tragedias producto de estas mortales intoxicaciones.

Así mismo insisten en los llamados a las personas a comprar únicamente en puntos autorizados que cumplan con todos los requisitos de ley para ayudar a acabar con las bandas que se lucran de el licor ilegal.

La alcaldía, a través de un comunicado, recordó que: «Aquellas personas que comercialicen, distribuyan, imiten o simulen bebidas alcohólicas podrían incurrir en una sanción de 5 a 11 años de prisión, una multa de 1.500 salarios mínimos y el cierre definitivo del establecimiento comercial».

Fuente Bluradio