martes, abril 23, 2024
Actualidad

Niña de 13 años espanta con un cuchillo a hombre que la intentaba abusar

Una niña de 13 años sufrió un intento de abuso cuando se encontraba en una esquina bebiendo con unas amigas. Al quedarse sola por un momento, un sujeto se le acercó, se bajó los pantalones, y la manoseó. Su reacción fue instantánea. Tomó un cuchillo y le dijo: “Si me tocas, te apuñalo”.

El hecho ocurrió el miércoles en el barrio San Martín, de Bahía Blanca, Argentina, según informó el sitio ‘La Brújula 24’.

La policía aún no pudo identificar al agresor. Sin embargo, pidió colaboración para poder aprehenderlo. De acuerdo con las imágenes de una cámara de seguridad y fuentes policiales, el hombre sería un motociclista con casco rojo y que se movilizaría en una moto 110 de color gris.

Verónica, la madre de la niña, dio una entrevista al día siguiente, en la que contó los hechos en el programa ‘Bahía Hoy’.

La mujer explicó que su hija tomaba una bebida con las amigas en la esquina de 25 de Mayo y Teniente Farías, Argentina. Ellas notaron que había un hombre “parado con una moto”, pero “no le dieron demasiada importancia”.

No obstante, consignó que en un momento las dos amigas con las que estaba su hija se retiraran del lugar por un momento para ir a “comprar algo”. “Automáticamente, este sujeto aprovechó, se acercó y se bajó los pantalones. La manoseó y le dijo que se quedara tranquila, que no le iba a hacer nada. La reacción de mi hija fue instantánea. Tomó un cuchillo y le dijo ‘si me tocas, te apuñalo’”, contó.

La madre de la niña contó que, según las cámaras que pudo ver, el agresor “es de contextura robusta” y al momento del ataque llevaba “ropa de trabajo”.

“Es una persona que, según las imágenes de las cámaras que pude observar, tiene entre 40 y 50 años, estuvo acechando 20 minutos y hasta pude ver hacia dónde huyó. Actuó siempre con el casco puesto, caminaba y esperaba el momento que alguna de las chicas quedara sola”, agregó.

Mientras la Policía intensificó las acciones para dar con el sujeto, Verónica aseguró que no se trata del único caso. Al momento de hacer la denuncia, señaló que se encontró con otra madre a la que le había pasado una situación similar con su hija, pero a las nueve de la mañana del miércoles. Lo único que difería era el color de la moto, pero la zona, incluso, era la misma.

Tras el hecho, la Policía difundió la imagen de una de las cámaras de seguridad en las que se puede ver al agresor. Personal de la Comisaría Primera Bahía Blanca, Argentina, pidió colaboración para poder identificarlo.

La madre de la niña destacó la respuesta que tuvo su hija. “Nunca creí que iba a reaccionar así, fue muy valiente. Si agarra a una nena indefensa podríamos estar hablando de otra cosa. Fue a las cuatro de la tarde, en un sector donde hay una obra en construcción, por eso voy a ir a hablar con un albañil que al parecer vio todo”, contó.

Entre tanto, señaló que, tras el hecho, su hija “va sobrellevando la situación como puede” y anticipó que la llevará a una consulta psicológica para realizar el tratamiento más adecuado. “Mi hija no se puede sacar esa imagen de la cabeza”, afirmó.

EL TIEMPO