miércoles, abril 24, 2024
Salud

China se enfrenta a la amenaza de las ‘mutaciones’ covid: un alto porcentaje de su población está propensa al virus

En medio del resurgir de la ola de covid que ataca a uno de los países más poblados del mundo, China, sus autoridades sanitarias han vuelto a prender las alarmas debido al ingente riesgo que este virus significa para su población, y los nuevos retos que ha acarreado su control en momentos en que las nuevas variantes de la enfermedad se han convertido en una amenaza para el bienestar de los ciudadanos.

Según recogen medios internacionales, el grado de la amenaza que se cierne sobre China refiere que una cifra cercana al 60 % de su población podría estar en inminente riesgo de contraer la enfermedad, lo que a su vez traduce un riesgo de mortalidad para cerca de dos millones de sus habitantes.

En ese sentido, los esfuerzos de las autoridades sanitarias se han centrado en volver a fortalecer la red hospitalaria, con la instalación de nuevas camas para la atención del resurgir de la enfermedad, cuando la sintomatología ha vuelto a ser evidente, y las cifras mortales, pese a la negativa de los mismos voceros oficiales, ha vuelto a reportar decesos en momentos en que los cambios de la política ‘cero tolerancia covid’ también muestran sus consecuencias.

Precisamente, una de las ciudades que refieren medios internacionales como uno de los focos en los que es necesario poner la lupa es Pekín, que ha optado por dejar circular libremente el virus, en medio del desmantelamiento de sus rígidas políticas que otrora permitieron mantener en mínimos niveles la tasa de expansión de la enfermedad, y que resultaron siendo levantadas gracias a la presión social.

En ese sentido, medios internacionales también han advertido cómo este nuevo auge de la enfermedad podría traducir en serios costos para la sociedad y la economía de uno de los referentes comerciales en todo el orbe.

Frente al particular riesgo, también se destaca que buena parte de los chinos no cuentan con la denominada ‘inmunidad natural’, derivada de la creación de defensas, situación que se desprende a su vez de la prolongada temporada de cuarentenas y aislamientos preventivos.

Así, otra de las grandes preocupaciones frente al incremento de la circulación del virus se centra en la aparición de nuevas variantes, frente a las que el mundo no está ‘inmunizado’.

Video relacionado: Esperan que China pueda hacer frente a nuevo brote de Covid-19 (Dailymotion)

 

Respecto a ello, expertos como Alex Cook, vicedecano de investigación de la Escuela de Salud Pública Saw Swee Hock de la Universidad Nacional de Singapur, en declaraciones recabadas por medios internacionales, ha advertido que las constantes olas del virus en los diferentes países consolidan un riesgo para el surgimiento de nuevas variantes, lo que traduce en mayores dificultades para su control.

En referencia a ello, y a la coyuntura sanitaria de China, los expertos han señalado que las proyecciones muestran que la actual ola que enfrenta el país puede ser catalogada como ‘grande’.

No obstante, los expertos también reconocen que dicha situación también es necesaria en el proceso para que la enfermedad pueda pasar a ser considerada como endémica, y en el futuro baje su peligrosidad, y con ello su riesgo y efectos sobre los distintos escenarios de la vida.

En ese mismo sentido, la amenaza del auge del virus no se cierne solamente sobre China, sino que en la medida en que la enfermedad pueda avanzar en ese país, el riesgo de nuevas olas en otros lugares del mundo también se vuelve a incrementar, en tanto también da lugar a nuevas mutaciones de la enfermedad.

El pasado martes, según reportaron autoridades sanitarias de Pekín, se registraron cinco decesos relacionados con el coronavirus, las cuales se suman a cifras similares del pasado lunes, y que rompen con el cero que llevaba reinando durante varias semanas.

Precisamente, desde el inicio de la enfermedad, o su detección en diciembre de 2019, China, considerada la cuna del covid, ha registrado al menos 5.200 decesos relacionados con la presencia del virus, una cifra que si bien es baja frente a las reportadas por otros países, también podría estar sujeta a subregistros.

Según precisan medios internacionales, la situación en China está prendiendo importantes alarmas, pues desde el levantamiento de las restricciones, los hospitales han aumentado significativamente la presencia de personas enfermas, mientras que las farmacias comienzan a sufrir el desabastecimiento de los medicamentos empleados para paliar la sintomatología y algunos sectores de la población optan por autoconfinamiento.

En ese sentido, y pese a ser una solicitud de la misma población, el cambio de estrategia ha tenido importantes reparos y críticas, entre las que se cuenta el hecho de que las farmacias y el sistema hospitalario no estuviera preparado para hacer frente a eventuales rebrotes o efectos del cambio de estrategia.

Si bien Pekín es una de las ciudades que centra la actual preocupación, en medio de la reactivación, otras ciudades no se han quedado atrás, y por ejemplo lugares como Shanghai también repuntan en sus cifras.

En términos económicos, medios internacionales citan una reciente encuesta realizada por World Economics, donde se evidencia que la confianza empresarial del sector productivo chino ha descendido este mes a su mínimo nivel desde enero de 2013.