martes, febrero 27, 2024
Comunidad

Tras amenazas de muerte, mujer que vendía arepas en Villavicencio, tuvo que emigrar ilegalmente

Tras amenazas de muerte, vendedora de arepas de Villavicencio, se fue del país, con su hijo, y cruzaron la frontera ilegalmente.

Hace algunos meses se conoció el caso de Lina María Quintero, una joven que se dedicaba a vender arepas caseras en un puesto de comidas que ubicaba todos los días en un exclusivo sector de Villavicencio.

No obstante, en ese momento videos compartidos en redes sociales dejaron al descubierto el ataque del que fue víctima la emprendedora, cuando una mujer que iba transitando por esa zona le dijo que no podía volver a vender sus arepas en ese barrio y que se tenía que irse del lugar.

De hecho, en los registros del video capturado por los testigos de la escena, se ve cuando la mujer tira una bolsa con excrementos de su mascota justo al lado del puesto instalado por Lina y su madre para vender las arepas.

En ese entonces, el alcalde de Villavicencio condenó la situación y dijo que esos comportamientos iban en contravía de los principios de la comunidad llanera.

No obstante, la vida de la joven vendedora empeoró cuando, en noviembre del año pasado, hombres desconocidos la obligaron a conducir su vehículo hasta un potrero descuidado a las afueras de la ciudad.

En ese lugar, la joven fue víctima de abuso sexual y fue encontrada al día siguiente por las autoridades con signos de violencia en su cuerpo.

Pero el drama de Lina no cesó en ese momento, pues la mujer recibió amenazas, la foto de una pistola con municiones y un panfleto en el cual le ordenaban que tenía que dejar el departamento del Meta o que, de lo contrario, sería declarada objetivo militar.

Según información compartida por Noticias Uno, las amenazas venían de un grupo autodenominado ‘Bloque Héroes del Llano’ y se menciona a alias ‘Santiago’, un presunto cabecilla de esa organización quien habría emitido el ultimátum en contra de Lina.

Dentro de la advertencia también se decía que no querían volver a ver a la joven trabajando por esa zona de Villavicencio y que solo le daban 12 horas para salir del departamento.

Foto:

Twitter: @StevenLievano

La mujer dijo al medio mencionado que no sabía quién le podría estar haciendo eso y que recibió respuesta del grupo armado, quienes aseguraron que alguien había pagado para matarla y que ella estaba incluida en el plan de limpieza social.

De inmediato y en medio de su preocupación, la joven se fue del departamento con su hijo y tuvo que pasar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos.

En entrevista con Noticias Uno, la mujer dijo que siente temor por su vida y por la de su hijo, quien extraña a su país y desea volver lo más pronto posible.

Por ahora, Lina y su hijo permanecerán en el estado de California, en donde la mujer se gana la vida vendiendo arepas y empanadas caseras.

 

 

VÍA: EL TIEMPO.

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.