miércoles, mayo 22, 2024
Comunidad

Colombiano murió ahogado en México intentando llegar a Estados Unidos

El hecho ocurrió a orillas del río Bravo, en donde dos jóvenes colombianos se encontraban y uno de ellos murió ahogado. La familia del joven bogotano pide ayuda para poder repatriar el cuerpo.

Nicolás Galindo, joven bogotano de 25 años, murió ahogado mientras nadaba hacia Estados Unidos. Era padre de un niño de 4 años y estaba persiguiendo “el sueño americano” para poder brindar mejores oportunidades a su hijo y familia.

No obstante, mientras cruzaba la frontera de México con Estados Unidos, murió ahogado en el río Bravo. Según reportó el medio Milenio, el hecho ocurrió el 4 de noviembre en horas de la mañana. Dos hombres colombianos se encontraban a orillas del caudal y uno de ellos, Nicolás Galindo, cayó y fue arrastrado por la corriente.

La Policía Estatal en Reynosa acudió al llamado de auxilio para rescatar al joven colombiano. Entonces, se activó el protocolo para avisar a otras corporaciones de auxilio e iniciar la búsqueda. La corporación Protección Civil se encargó de buscar y encontrar el cuerpo sin vida.

El joven bogotano vivía en la localidad de Bosa. Era un tatuador talentoso, según reconocieron personas que le conocían. De hecho, gracias a que sus obras eran solicitadas, quiso buscar un mejor futuro para su familia.

Reunía fondos a través de su trabajo, para viajar a la Ciudad de México, donde, con ayuda de un hombre, pasaría las frontera hacia Estados Unidos. Viajó el 25 de octubre. Trabajó y ahorró dinero en la capital de México.

El primero de noviembre decidió emprender el viaje hacia la ciudad de Monterrey. En Reynosa, él y sus acompañantes decidieron cruzar el río Bravo. Según se conoció, Nicolás fue el único que decidió nadar en el río, por lo que, a mitad de trayecto, dejaron de verlo.

Una vez encontraron el cuerpo, se comunicaron con la familia. A lo anterior, se sumo el hecho de que la repatriación del cuerpo de Nicolás Galindo y el costo para poder ir a visitarlo era de 25 millones de pesos colombianos.

En redes sociales, una de sus familiares compartió el mensaje para iniciar la colecta por la repatriación de Nicolás y su posterior entierro: “A todos nuestros familiares, allegados y ángeles que quieran ayudarnos para repatriar su cuerpo y darle cristiana sepultura al lado de toda su familia”.

Fuente: El Espectador