sábado, julio 13, 2024
Actualidad

Aberrante | Mujer que decapitó a una de sus amigas para quedarse con su dinero pagará más de 30 años de cárcel

Un caso que estremeció a Reino Unido empezó a cerrar su ciclo, luego de que Jemma Mitchell fuera condenada a 34 años tras las rejas por decapitar a quien se consideraba su amiga. Lo que comenzó como un vínculo, que surgió dentro de la congregación cristiana, terminó en uno de los casos que ha “sacudido” a los británicos.

Heredar el dinero de la víctima fue la razón que, según Jim Eastwood, jefe de detectives que encabezó la investigación llevó a que Deborah Chong, de 67 años, se convirtiera en una víctima de la avaricia. “La motivación de las acciones de Jemma Mitchell fue el dinero y mostró un grado significativo de planificación y cálculo mientras intentaba encubrir sus horribles acciones. Los fríos hechos de este caso son impactantes”.

Una amistad que terminaría en muerte

Las mujeres se conocieron en grupo de la iglesia e incluso la victimaria había tomado el papel de “sanadora espiritual”. Cuando se dictó la sentencia, el juez Richard Marks la calificó como “extremadamente tortuosa” y le cuestionó: “No has mostrado absolutamente ningún remordimiento (…). Parece que niegas por completo lo que hiciste, a pesar de la abrumadora evidencia en tu contra”, recogió Sky News.

“La enormidad de su crimen es profundamente impactante, más aún dada su aparente devoción religiosa, así como el hecho de que Deborah Chong era una buena amiga suya y le había mostrado una gran amabilidad”, agregó Marks.

Según ese mismo medio, la británica fue acusada de falsificar un testamento para figurar como “heredera de la Sra. Chong”.

¿Cómo ocurrieron los hechos?

De acuerdo con la Policía Metropolitana londinense, la mujer (de casi 70 años) había expresado a Mitchell su intención de entregarle cierta cantidad de dinero para que esta pudiera renovar su vivienda. Se calcula que el monto rondaba las 200. 0000 libras esterlinas (más de mil millones de pesos colombianos); sin embargo, un cambio de decisión fue el presagio para lo peor y motivó a que las dos amigas se disgustaran.

El reporte oficial da cuenta de que el 11 de junio del año pasado la señalada como responsable de este crimen visitó la casa de Deborah. Posteriormente, cámaras de seguridad registraron su salida con dos maletas, una de ellas de ruedas y se calcula que el cuerpo estuvo en su propiedad unos 15 días, antes de dirigirse a la localidad de Salcombe en Devon (el 26 de junio) y abandonar los restos.

“Sin embargo, Mitchell, tan desesperada por obtener el dinero que necesitaba para completar las renovaciones de su casa, trató de aprovecharse de la buena voluntad de Deborah” pero cuando ella “cambió de opinión, la asesinó cruelmente y se embarcó en un intento de obtener de manera fraudulenta los bienes”, señalaron las autoridades, mientras que ella niega cualquier vínculo con los hechos.

“La descomposición cuando se encontró el cuerpo estaba en un estado tan avanzado que Mitchell pudo haber comenzado a temer que se descubriera (…); si esto la obligó a mover el cuerpo y por qué eligió Salcombe en Devon, es posible que nunca lo sepamos”, agregaron.

El hallazgo lo hicieron turistas y; posteriormente, la policía encontró la cabeza a pocos metros del resto del cuerpo. Un examen forense determinó que la víctima había tenido una fractura de cráneo, así como varias lesiones que se correspondían con una agresión.

Fuente: Semana