miércoles, abril 24, 2024
ComunidadSalud

La preocupante salud mental de los metenses: el Meta entre los departamentos con más trastornos de depresión y ansiedad

Redacción: María José Santisteban.

 

El departamento del Meta se enfrenta a una situación alarmante en cuanto a la salud mental de su población, según advirtió hace años el médico psiquiatra Alexander Galeano, perteneciente a la Unidad de Salud Mental del Hospital Departamental de Villavicencio, de acuerdo con un estudio realizado.

En los últimos 30 años, este departamento ha ocupado consistentemente uno de los cinco primeros lugares a nivel nacional en términos de trastornos de afectividad, depresión y ansiedad, de acuerdo con los informes del Ministerio de Salud que se remontan a 1993, año en que se realizó el primer estudio, y en el año 2021, el último informe lanzado.

Según los datos recopilados, el Meta lidera los índices de depresión a nivel nacional con un preocupante 57,4 %, superando a departamentos como el Chocó, con un 32,1 %, y Antioquia, con un 24,1 %. En relación a los trastornos de ansiedad, el Meta también se encuentra en la primera posición con un 34,1 %, seguido por Antioquia con un 15,1 % y Norte de Santander con un 11,6 %.

Dentro del departamento, uno de los trastornos más prevalentes es el trastorno afectivo bipolar, caracterizado por cambios extremos en el estado de ánimo, que van desde una excesiva alegría hasta una profunda tristeza. Galeano destaca que este trastorno afectivo es más común en Antioquia y Tolima, pero ha encontrado terreno propicio en el Meta debido a su población migrante.

 

La región del Ariari es particularmente afectada por estos trastornos, ya que muchos de sus habitantes llevan consigo una carga genética que agrava los problemas de salud mental debido a su experiencia de desarraigo y sufrimiento en el pasado.

 

Galeano explicó que estos trastornos tienen un origen filogenético, ya que los seres humanos tuvieron que adaptarse a su entorno. Por ejemplo, en regiones con estaciones de otoño e invierno, es más probable que las personas experimenten depresión, mientras que en verano y primavera se sienten más alegres.

Además, se ha observado que los hijos de personas con problemas afectivos tienen hasta diez veces más posibilidades de heredar estos trastornos, y cada vez a edades más tempranas, lo que agrava aún más la situación.

Una de las consecuencias más trágicas de estos trastornos es el aumento de los casos de suicidio. La depresión y la desesperanza empujan a muchas personas a tomar la devastadora decisión de quitarse la vida.

Es fundamental abordar de manera integral la salud mental en todos los contextos, incluyendo el ámbito empresarial y corporativo. La prevención de casos de suicidio y la promoción de la salud mental deben convertirse en prioridades, con el fin de evitar un mayor deterioro en el bienestar de la población metense.

 

 

Fotografía de: Heinner Rodríguez.

 

 

Es necesario generar conciencia y buscar soluciones efectivas. Las autoridades, los líderes empresariales, los profesionales de la salud, los educadores y la sociedad en general deben unir esfuerzos para abordar esta problemática de manera coordinada. La salud mental debe ser considerada como una prioridad en todos los niveles de la sociedad.

 

Es fundamental que las autoridades del departamento del Meta destinen recursos y desarrollen programas de salud mental que aborden de manera integral estos trastornos. Se requiere una mayor inversión en la prevención, detección temprana y tratamiento de los trastornos de afectividad y ansiedad.

 

Además, es imprescindible fomentar la educación y la conciencia sobre la importancia de la salud mental en todas las etapas de la vida. Los jóvenes y los adolescentes deben recibir información y apoyo adecuados para comprender y gestionar sus emociones, mientras que los empresarios y líderes corporativos deben crear entornos laborales saludables que promuevan el bienestar emocional de sus empleados.

La sociedad metense en su conjunto debe superar el estigma asociado a los trastornos mentales y brindar un apoyo solidario a aquellos que están sufriendo. La empatía y la comprensión son fundamentales para construir una sociedad más saludable y equitativa.

Es importante recordar que la salud mental no es un tema aislado, sino que tiene un impacto directo en la calidad de vida de las personas y en el desarrollo de la comunidad en general. La atención a la salud mental debe integrarse en todas las políticas y programas gubernamentales, así como en las agendas empresariales y educativas.

Es hora de actuar y trabajar en conjunto para enfrentar la preocupante situación de salud mental en el departamento del Meta. Solo a través del compromiso colectivo y la implementación de medidas efectivas podremos prevenir casos de suicidio y brindar un mejor futuro a nuestra sociedad.

¡La salud mental es un derecho fundamental que debe ser garantizado para todos! ¡El Meta no puede permitirse ignorar esta realidad y debe tomar acciones concretas para proteger y promover la salud mental de sus habitantes!

 

 

Información tomada de:

Boletín de Prensa No 1033 fde 2021. »Minsalud, comprometido con la salud mental de los colombianos». Ministerio de salud, página web:Minsalud, comprometido con la salud mental de los colombianos

Llano Siete días. (2013). »Salud mental en el Meta». EL TIEMPO, página web: Salud mental en el Meta – Archivo Digital de Noticias de Colombia y el Mundo desde 1.990 – eltiempo.com

 

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.