miércoles, mayo 22, 2024
Noticias

‘‘En mi vida nunca he perdido, siempre he ganado’’ – Carlos Abel Parra, el empresario del campo

Redacción: María José Santisteban Hidalgo

 

 

Carlos Abel Parra Estrada, más conocido popularmente como ‘‘care virgen’’ o ‘‘el paisa’’, es un comerciante y empresario del campo, que lleva más de 17 años trabajando en el agro, es oriundo de Concordia Antioquia, pero llegó a Granada Meta desde el año 1990, a quedarse, porque se enamoró de este bello municipio, así lo manifestó en una entrevista que tuvo con Reportero De Los Hechos.

Para Carlos, a pesar de considerarse hoy como un empresario exitoso, no fue nada sencillo llegar hasta donde él se encuentra. Pues, desde muy joven, tuvo que trabajar en distintos cargos que exigían de su mayor esfuerzo y concentración. Cuando era niño, desde los 6 años, cultivó y recolectó café en una finca, hasta volverse un experto, a los 13 años lo apodaron ‘la pala’, porque nadie cogía tanto café como él.

A la edad de 16 años llegó a Granada, por un paseo, a visitar a su hermana, y después, consiguió trabajó en un granero de supermercado ‘bulteando’ por varios meses, cuadrando bodegas, repartiendo mercados. En ese entonces no sabía montar bicicleta y le tocó aprender, después se retiró y comenzó a repartir pan en un camión.

Más adelante, tuvo que regresar a Antioquia, a continuar con los cultivos de café, incluso dice que vendió tomates y frijoles, los fines de semana, para ganarse el sustento diario, ‘‘en ese entonces éramos muy pobres’’, mencionó.  Pero volvió a Granada, meses más tarde, con ansias de seguir ‘camellando’, tenía el sueño de emprender y sacar a su familia adelante, pero para eso antes tendría que ahorrar y trabajar hasta el cansancio.

Encontró, por fortuna, una vacante como celador en la compraventa ‘Haz de Oros’, en la que laboró por varios años, y como tenía tantas habilidades en el comercio y la atención al cliente, su patrón lo ascendió, hasta lograr el puesto de administrador, con el que pudo mejorar su salario.

Sin embargo, a pesar de los momentos de escases, Carlos afirma nunca haber perdido, siempre halló la manera de recuperarse y salir adelante frente a cualquier adversidad. ‘‘Yo en mi vida nunca he perdido, siempre he ganado’’, con esta frase, él se refiere a que sus esfuerzos nunca han sido en vano, y que, las ha tenido todas de ganar. Por lo tanto, la falta de oportunidades, su sobreesfuerzo y los límites que tuvo en la vida, nunca fueron un impedimento para cumplir sus propósitos de superarse, crecer y continuar aportando en el campo del agro colombiano.

‘Care virgen’ nos contó también, que trabajó día y noche sin descanso en esa compraventa, para cumplir sus objetivos, se la rebuscó, ayudaba a su mamá, a sus hermanos, sobrinos, y a la vez, ahorraba lo más que podía, mucho más de la mitad de su sueldo, porque tenía bien pensado lo que quería conseguir, salir de la pobreza, ser exitoso, tener lo suyo y formar empresa, hasta que por fin pudo traerse a vivir a su familia y puso a estudiar a sus sobrinos y hermanos, luego compró su primera moto, después, pudo pagar sus primeros empleados.

Por 10 años o más, que estuvo trabajando para esa empresa, ahorró lo suficiente y pudo abrir su primera compraventa, a la que llamó ‘Compraventa La Moneda’. Hoy en día, Carlos tiene sus propias compraventas y negocios, lleva 17 años sembrando y trabajando en la agricultura, siendo hoy uno de los agricultores más fuertes de la región, cuenta con aproximadamente 300 hectáreas de cultivos en la región del Ariari, de diferentes alimentos vivos, como lo son: maíz, frijol, yuca, papaya, entre otros.

Toda esta experiencia y trayectoria, a lo largo de su vida, lo llevó a convertirse en la persona humilde, analítica, ahorrativa e ingeniosa que es hoy, que lo transformó en más que un gran empresario, un líder nato, que sueña con aportar y devolverle al municipio de Granada, todo lo que le ofreció y lo que recibió durante tantos años de trabajo y aprendizaje, estudiando al mercado de la región, creciendo en la agricultura, relacionándose y enamorándose cada vez más de esta tierra abundante y fértil, de su gente y su cultura, lugar donde residen su hogar, su empresa y su legado.

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.