jueves, febrero 22, 2024
Entretenimiento

Conmovedor video: Vendedor de helados llora bajo la lluvia y recibe un regalo

La historia de un vendedor de helados, que buscaba dónde resguardarse de la intensa lluvia en una calle de Cartago, en el norte del Valle del Cauca, generó diversas opiniones, pues fue un video muy conmovedor.

 

La historia de este vendedor de helados se hizo viral, luego de que, después de estar completamente empapado por la lluvia, un vecino se le acerca para darle una mano, prestarle una toalla y ofrecerle café.

 

Luego de esto conversaron y durante la charla, el heladero le dijo que solo vendía entre $ 8.000 y $10.000 pesos colombianos diarios, y buena parte de sus ganancias iban para quien es el dueño del carrito de helados.

El vecino grabó este encuentro y algunas personas lo criticaron por hacerlo. Pero también recibió mucho apoyo y comentarios positivos.

Observe el video a continuación:

 

 

“¿Sabe quién se está mojando en esa esquina? Es una persona y ni siquiera sabemos
qué problemas tenga, qué necesidades tenga. Pero yo voy a llamarlo y voy a entrarlo a mi casa”, dice la persona que dice que buscaba ayudar al vendedor de helados.

El vendedor llegó y en la grabación se le ve tímido por sentarse en uno de los muebles de quien lo invitó ese café.

“Yo les digo a esas personas que tiene una situación económica buena que valoren bastante, valoren a personas que están guerreando a sol y agua, valoremos un poquito”, comenta quien lo invitó a pasar a su casa.

Dice que, si alguien tiene una posición económica buena, se debe ayudar a personas que están buscando llevar un sustento a sus familias.

“Pido que la gente me ayuden”, dice el vendedor, al referirse a la necesidad diaria de que le compren helado.

El vendedor llora, cuando recibe dinero como regalo para que pueda celebrarle el cumpleaños a su pequeña hija. Dice, en la grabación, que la niña tiene 3 años y pronto cumplirá los 4.

“Disfrútelos con su hija, llévele un detalle”, se escucha decirle el buen samaritano.

El vendedor afirmó que no tenía cómo comprarle algo a su hija. De nuevo, es grabado llorando y bendiciendo, agradeciendo a quien le dio un poco de abrigo y escuchó su humilde historia de vida.

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.