miércoles, abril 24, 2024
Comunidad

Alerta por disidencias que están reclutando niños en el Cauca

“Cuatro niños no llegaron al colegio Quiguanás del resguardo de Santa Rosa, en Inzá. Al parecer una persona adulta los habría recogido para llevarlos y reclutarlos», denunció el coordinador de derechos humanos del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric), Edwin Güetio.

Estos niños tienen entre los 10 y los 15 años, según lo que informó la comunidad.

De acuerdo con el coordinador, hay indicios de que los menores que reclutan los grupos armados serían trasladados hasta Nariño, y a los municipios El Tambo y Argelia, en el sur del Cauca.

“Como organización indígena rechazamos las situaciones que se presentan en el departamento del Cauca especialmente con nuestros niños y niñas que vienen siendo víctimas del reclutamiento forzado por parte de grupos armados”, dijo Güetio.

En las autoridades, se señaló que todo indica que los menores estarían en poder de la estructura ‘Dagoberto Ramos Ortiz’, una de las disidencias de las Farc que delinque en el Cauca y también en municipios de Huila.

“Frente a esto decir que aunque las disidencias de las Farc manifiestan que no realizan reclutamiento, las evidencias en los territorios demuestran lo contrario. A nosotros nos ha correspondido recoger niños y niñas que han muerto en enfrentamientos y es lamentable encontrar a menores de 12 y 14 años siendo víctimas de esas acciones”, anotaron.

Autoridades ancestrales, la guardia indígena y las familias de las víctimas continúan con la búsqueda de los menores.

Horas antes, en zona rural de Toribío, en norte del Cauca, al parecer, este mismo grupo armado ilegal se llevó a otros cuatro niños, también menores de 15 años.

La guardia indígena logró rescatar a cuatro de los nueve menores reclutados.

Según el reporte de las comunidades indígenas, en lo que va de este año ya se han registrado 11 casos de reclutamiento de niños indígenas.

Algunas de estas situaciones se han presentado en municipios, como Caldono, Morales, Inzá y Toribío.

Justamente en esta última localidad, se aseguró hace unas semanas la Defensoría del Pueblo, disidencias de las Farc la convirtieron en centro de reclutamiento armado de niños.

Se advierte que hay un riesgo alto para los 37.000 habitantes de esta localidad, los cuales “el 96 % son indígenas del pueblo Nasa de los resguardos de Tacueyó, Toribío y San Francisco, debido a la presencia permanente de la columna móvil ‘Dagoberto Ramos’, de las disidencias de las Farc, de la intermitencia y tránsito del Eln y de la ‘Segunda Marquetalia’, además de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia ‘Clan del Golfo’, que aunque no tienen presencia física son generadores de amenazas”, dijo el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

“Nos preocupan especialmente los niños, niñas, adolescentes y jóvenes quienes están corriendo más peligro ante el interés de los grupos armados ilegales de reclutarlos a la fuerza, les imparten algunas instrucciones tipo “escuela de entrenamiento”, para posteriormente, enviarlos hacia las estructuras donde finalmente se vincularían”, agregó Camargo.

 

 

FUENTE: EL TIEMPO.

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.