ABUSO SEXUAL MUJERParís, Francia.

 

En un caso perturbador que ha generado conmoción en todo el país, una mujer ha presentado una denuncia por violación, afirmando haber sido víctima de abuso sexual durante un prolongado período de más de diez años. Según ha informado el diario londinense The Telegraph, alrededor de 50 hombres contactados a través de una aplicación llamada “à son insu” (“sin que él/ella lo sepa”), por su propio esposo, habrían participado en estos actos atroces. Se ha revelado que esta plataforma albergaba contenido pedófilo, racista y antisemita, según fuentes locales.

La víctima ha relatado que su esposo la obligaba a tener relaciones sexuales no consensuadas con estos hombres. Estos individuos, cuyas edades oscilan entre los 26 y 73 años, se acercaban a la residencia de la víctima en horas tardías de la noche para evitar ser detectados por los vecinos. Una vez dentro de la casa, el esposo suministraba drogas a su esposa con el fin de mantenerla inconsciente durante los abusos.

La gravedad del caso se intensificó aún más cuando la Policía descubrió una unidad USB que contenía videos de los actos sexuales, grabados por el propio agresor. Los archivos llevaban nombres como “Abusos”. Este material fue descubierto cuando el esposo de la víctima fue captado tratando de grabar a mujeres en traje de baño en un almacén.

Tras conocer este hallazgo, la víctima comenzó a reconstruir su pasado y se dio cuenta de todas las atrocidades a las que había sido sometida por parte de su pareja. Lamentablemente, durante un examen médico posterior, se le diagnosticaron cuatro enfermedades de transmisión sexual, lo que agrava aún más su situación. La mujer espera que se haga justicia en este caso y que los responsables sean llevados ante la ley.

Las autoridades francesas han iniciado una investigación exhaustiva para identificar a los hombres involucrados en estos abusos y determinar el alcance total de la red delictiva en la que se encontraba inmersa la víctima. Además, se espera que se tomen medidas legales severas contra los perpetradores y se refuercen los mecanismos de protección de las víctimas de abuso sexual.