martes, abril 23, 2024
JudicialSalud

El recibimiento que presos le dan a anestesista que violó a mujer en plena cesárea

En los últimos días se conoció la historia de un hombre que habría abusado sexualmente de una mujer en plena cesárea. El insólito caso conmocionó al mundo y el hombre, identificado como Giovanni Quintella Bezerra, estaría esperando su sentencia en un reclusorio de máxima seguridad.

El abusador era el anestesista del Hospital de la Mujer Heloneida Studart, del municipio de Sao Joao Meriti. La notica se dio a conocer por una grabación realizada por una de las enfermeras que se encontraba en el quirófano. Y es que la mujer notó que Quintella se ubicaba de tal forma que nadie se percatara lo que hacía con el paciente.

Giovanni se aprovechaba de la inconsciencia de sus víctimas y abusaba de ellas, después, limpiaba la boca de la mujer y así eliminaba cualquier rastro. Esto pasaba mientras se le practicaba el procedimiento a la futura madre. Según la jueza encargada del caso, Rachel Assad, “tal fue la osadía e intención del custodio para satisfacer la lascivia (deseo sexual), que practicó la conducta al interior del hospital, con la presencia de todo el equipo médico, en medio de un procedimiento quirúrgico”.

Naiane Guedes de Oliveira habría sido una de las víctimas. En una entrevista con el medio ‘O Globo’ dijo que esto ocurrió hace un mes. “Yo tuve a mi hijo el 5 de junio. Lo que me llamó la atención fue la anestesia general. Ya tuve otros tres hijos por cesárea y nunca había tenido anestesia general. Me drogué totalmente. Cuando empiezo a recordar, solo recuerdo su voz. me habló suavemente al oído. Siempre hablaba cerca, y eso me molestaba mucho”.

Pese a estar inconsciente, la mujer sintió el malestar después de su procedimiento médico. Además, al ver las pruebas que compartió la enfermera, no tiene la menor duda de que el hombre abusó de ella.

Recibimiento Giovanni Quintella en cárcel de máxima seguridad

La noticia se hizo viral rápidamente y el hecho conmocionó al mundo. Quintella se encuentra en manos de las autoridades esperando su sentencia. Por el momento, estará recluido en un cárcel mientras se define su futuro. Al ser imputado por un delito de violación de persona vulnerable, podrían darle de 8 a 15 años.

Sin embargo, un detalle que llamó la atención de todo esto fue cuando llegó al centro penitenciario de Bangu. Según medios locales, el presunto abusador fue abucheado y hostigado por los otros presos. Los reclusos sacudieron los barrotes. lo insultaron e intentaron agredirlo por sus actos.

Tal fue el recibimiento que las autoridades optaron por aislarlo. Lo ubicaron en una celda de 36 metros cuadrados sin compañía de manera indefinida.

Fuente: soho