lunes, marzo 4, 2024
ActualidadInternacionalRedes Sociales

El increíble caso del ”niño de la selva” que lucha contra el matoneo por su aspecto físico

 

Ruanda se ha convertido en escenario de una historia extraordinaria protagonizada por un niño único en su clase. Zanziman Ellie, apodado el ‘Mowgli de la vida real’, se enfrenta diariamente al matoneo y al acoso de sus compañeros debido a su apariencia física. Con solo 23 años, Ellie padece de microcefalia, una condición que se caracteriza por tener la cabeza más pequeña en relación con el cuerpo.

Esta impactante historia fue revelada en el documental “Born Different” de AfrimaxTV, donde la madre de Ellie compartió su testimonio. En el documental, ella describe a Ellie como un verdadero milagro y un regalo de Dios, ya que anteriormente había perdido a cinco hijos que fallecieron al nacer.

 

 

A lo largo de su vida, Ellie ha sufrido el constante acoso y persecución de los habitantes de su pueblo debido a sus rasgos faciales inusuales. Esta situación ha impedido que Ellie asista a la escuela y ha resultado en dificultades auditivas y del habla.

El documental también revela que Ellie tiene una personalidad radiante y siempre está sonriendo. Su pasión por perseguir animales en el bosque es una de sus actividades favoritas. Incluso se ha comparado su velocidad de carrera con la del famoso atleta Usain Bolt, llegando a recorrer hasta 230 kilómetros en una semana. Sin embargo, su madre a veces se ve obligada a atarlo con una cuerda para evitar que se pierda.

 

 

La historia de Ellie se volvió viral, lo que llevó a AfrimaxTV a iniciar una campaña de recaudación de fondos en GoFundMe para ayudar a Ellie y su familia. La campaña busca proporcionar apoyo a esta madre soltera desempleada, asegurando que ella y su hijo tengan alimentos y una vida digna. La respuesta ha sido abrumadora, y gracias a la generosidad de muchas personas, Ellie ha experimentado un cambio significativo en su vida.

Ahora, vestido con un traje y con la oportunidad de asistir a una escuela para niños con necesidades especiales en el Centro Comunitario de Ubumwe, Gisenyi, Ruanda, Ellie ha dejado atrás los días que pasaba en el bosque. Su madre se muestra emocionada y agradecida de ver cómo su hijo ha encontrado un entorno donde es aceptado y no sufre más ridiculización.

El futuro parece prometedor para Ellie y su familia, quienes están a punto de recibir una nueva casa en Ruanda. Esta inspiradora historia es un recordatorio de la importancia de la empatía y el apoyo en la vida de aquellos que enfrentan desafíos únicos.

 

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.