martes, febrero 27, 2024
Política

Putin advierte una “amenaza real de hambruna” por altos precios de la energía y alimentos

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, advirtió este jueves de la existencia de una “amenaza real de hambruna” en el mundo debido a la volatilidad de los precios de la energía y los alimentos a causa de la guerra en Ucrania, desencadenada el pasado 24 de febrero por orden del propio mandatario ruso.

Putin afirmó durante la cumbre de la Conferencia de Interacción y Medidas de Confianza en Asia (Cica), que se celebra en la capital de Kazajistán, Astaná, que existe “un aumento de la volatilidad” de los precios que “lleva al deterioro de la calidad de vida tanto en países desarrollados como en desarrollo”.

“De hecho, existe una amenaza real de hambruna y levantamientos sociales a gran escala, especialmente, en los países más pobres”, señaló Putin, quien pidió “la eliminación de todas las barreras artificiales e ilegítimas que impiden la restauración del funcionamiento normal de las cadenas globales de suministro”.

Así, manifestó que esto permitiría “solucionar los problemas urgentes en el campo de la seguridad alimentaria” y ha defendido que Rusia está haciendo todo lo posible para entregar productos a los países en situación de necesidad, según informó la agencia rusa de noticias Interfax.

Por otra parte, el presidente Putin argumentó que “el mundo se está convirtiendo en verdaderamente multipolar” y reiteró el papel “muy destacable, sino clave”, que juega Asia en esta situación. “Hay nuevos centros de poder que se están fortaleciendo”, dijo, al tiempo que apoyó “el desarrollo y la prosperidad en Asia”.

“Es necesario para ello crear un espacio totalmente abierto para un comercio y una cooperación en inversiones mutuamente beneficiosas, para la expansión y la profundización de los lazos de cooperación en varios sectores de la economía”, manifestó, tal y como ha recogido la agencia de noticias Tass.

La Cica, creada por iniciativa de Kazajistán en 1992, se encarga de crear condiciones para el diálogo, la toma de decisiones y la implementación de medidas para garantizar la seguridad en Asia. El organismo está integrado por 27 países de la región. Otros ocho países y cinco organizaciones internacionales tienen el estatus de observadores.

La central nuclear más grande de Europa usará combustible ruso para su operación

Rusia anunció este jueves que la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa y bajo control ruso tras la invasión a Ucrania, empezará a usar combustible nuclear ruso una vez agote las reservas con las que cuenta actualmente.

Renat Karchaa, asesor del director general de Rosenergoatom, indicó que “el proceso de cambio al sistema ruso (…) ya ha sido lanzado”, de acuerdo con declaraciones recogidas por la agencia rusa de noticias Tass.

“Este proceso implica varios puntos, empezando por documentos, regulaciones y demás. Está claro que habrá un periodo de transición para cada componente”, dijo, antes de resaltar que Rusia está analizando diversos procesos, “incluidos los relacionados con el almacenamiento de todos los materiales nucleares”.

La semana pasada el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó la creación de una empresa rusa para responsabilizarse de la gestión de la central nuclear de Zaporiyia, que tras la pretendida anexión de esta región pasaría a ser una propiedad federal bajo control absoluto de Moscú.

Rosenergoatom había dicho hace unos días que Moscú controlará de forma efectiva las instalaciones nucleares, después de que el que fuera jefe de la central, cuando estaba controlada por Ucrania, Ihor Murashov, transmitiera a Moscú toda la información necesaria.

Murashov fue detenido por las fuerzas de Rusia el pasado viernes cuando se desplazaba en su vehículo por las inmediaciones de la central nuclear, si bien fue liberado posteriormente, tal y como confirmó el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

*Con información de Europa Press