jueves, noviembre 30, 2023
Comunidad

Exclusivo: La aterradora historia del frente Carolina Ramírez, disidencia de las Farc, que cobró la vida de cuatro niños

 

SEMANA ha obtenido acceso a un informe de la Fiscalía que revela los detalles de los actos criminales perpetrados por el frente Carolina Ramírez, al mando de los alias Danilo Alvizú e Iván Mordisco.

Las estructuras delictivas de las disidencias de las Farc han incrementado su presencia en Lejanías, El Castillo y Cubarral, en el departamento de Meta, con el objetivo de controlar el corredor del Sumapaz hasta Cundinamarca y las zonas rurales de Bogotá. (Foto: AFP)

Desde hace aproximadamente cinco años, los organismos de inteligencia del Estado han estado monitoreando de cerca las actividades del frente Carolina Ramírez, perteneciente al Estado Mayor Central de las disidencias de las Farc.

Desde 2018, las autoridades detectaron la presencia de este grupo criminal en Caquetá, Putumayo y en la región del Piamonte caucano. Según un informe de la Fiscalía, conocido en exclusiva por SEMANA, “los primeros comandantes no eran originarios de la zona y eran enviados por alias Iván Mordisco”.

El tráfico de estupefacientes es la principal actividad económica del frente Carolina Ramírez, un negocio por el cual compiten con otras organizaciones criminales. “Recurren a homicidios selectivos para ejercer control social o para atacar a sus enemigos”, indica el informe.

Antes del proceso de paz con las Farc, el frente Carolina Ramírez era conocido como Armando Ríos y se le denominaba “Frente madre” debido a su poder económico y militar, así como a su control sobre las rutas del narcotráfico en los departamentos de Guaviare, Guainía y Vaupés, pertenecientes al Bloque Oriental de la guerrilla. Así lo señala el informe de la Fiscalía.

“Declararon su disidencia en junio de 2016 bajo el mando de Mordisco. Esto llevó al secretariado de las Farc-EP, que se encontraba concentrado en Cuba, a designar a Miguel Botache Santilla, alias Gentil Duarte, como comandante de este frente, alineándolo así con las políticas establecidas por alias Iván Mordisco”, destacan los investigadores.

Una característica distintiva es que “esta disidencia se identifica como la guerrilla de las Farc en cada una de sus reuniones”.

“El nombre del Frente Carolina Ramírez se debe a que fue la primera guerrillera en caer en operaciones militares contra las disidencias. Este frente depende de las directrices impartidas por el mando en Guaviare, a través de alias Mordisco”, menciona el informe de inteligencia.

Se ha observado que tienen una política de entrenamiento similar a la utilizada por las Farc. “Incluye actividades como levantarse temprano, hacer gimnasia, trotar, ensamblar y desmontar un fusil, práctica de tiro, tácticas de emboscadas, entrenamiento en combate, ejercicios con armas y sin armas”.

 

Vallas de las disidencias siembran terror en Cartagena del Chairá.Vallas de las disidencias siembran terror en Cartagena del Chairá. – Foto: Suministrada a Semana API

 

Desde hace dos años se ha constatado que el frente Carolina Ramírez lleva a cabo reclutamiento forzado entre la población indígena.

“Un ejemplo de esto es el pueblo Siona del resguardo Buenavista, ubicado en la vereda Puerto Bello, donde este frente utiliza cuentas de Facebook para mostrar imágenes relacionadas con el grupo armado residual y atraer a jóvenes para unirse a sus filas, prometiéndoles ingresos rápidos”, revela el informe.

Durante la pandemia del COVID-19, el reclutamiento forzado se ha intensificado. “En las zonas donde el Grupo Armado Organizado Residual (GAOR) 1 tiene influencia, se han llevado a cabo reclutamientos entre los jóvenes del centro poblado Galilea en el municipio de Puerto Guzmán”, señala el documento.

El frente Carolina Ramírez también tiene objetivos políticos. “Cuenta con directrices que forman parte de su actual política, las cuales demuestran su control territorial en las zonas de influencia y su interés en la toma del poder y la victoria popular. Esta premisa sobre la toma del poder a través de la política y la acción popular se remonta a los inicios de las Farc en la Segunda Conferencia, donde pequeños grupos agrarios se organizaron en estructuras que se unieron a la estructura armada para enfrentar al poder de la oligarquía”, advierte el informe de la Fiscalía.

Además, han impuesto un régimen de terror para controlar las actividades comerciales. “Han establecido normas sobre la venta de licor y el funcionamiento de establecimientos de entretenimiento, como cantinas, fondas y bares, prohibiendo su apertura desde el viernes al mediodía hasta el domingo a las 2:00 p.m. Está prohibido vender alcohol a los miembros de las disidencias y a menores de edad. Los expendedores de drogas alucinógenas, ladrones y adictos se consideran peligros para la sociedad y deben ser controlados por sus familiares; en caso de no funcionar, serán juzgados por la justicia revolucionaria, lo cual se traduce en homicidios selectivos”.

El terror de Danilo

El comandante directo del frente Carolina Ramírez es Yeison Alexis Ojeda Gilón, alias Danilo Alvizú. Tiene alrededor de 30 años, nació en Pitalito (Huila) y, según la descripción de la Fiscalía, “posee habilidades políticas, por lo que participa constantemente en reuniones con la población”.

“Desde 2016, cuando era cabecilla de la comisión móvil Alexis Sucre y segundo comandante de la compañía Gildardo Flórez, ha estado reclutando menores de edad. También es conocido por su habilidad en explosivos e instalación de minas antipersonales”, indica el documento.

En cuanto a la vinculación de este frente con el narcotráfico, no existen dudas: “Es evidente que actúa como intermediario con mafiosos o compradores de droga, al menos según lo descrito por los comandantes de nivel medio, quienes hasta ahora han sido los únicos en describir la participación de las disidencias en la cadena del narcotráfico”.

La historia del frente Carolina Ramírez es una prueba escalofriante del poder y la brutalidad de las disidencias de las Farc, cuyas actividades criminales han dejado un rastro de muerte y sufrimiento en diferentes regiones del país. Las autoridades continúan trabajando arduamente para desmantelar estas estructuras y brindar seguridad a la población afectada

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.