martes, febrero 27, 2024
Editorial

Descubren bar de disidencias de las FARC donde sometían a niñas a explotación sexual

Una denuncia desesperada de una madre buscando a su hija desaparecida desencadenó una investigación que expuso un aterrador escenario en un bar operado por disidencias de las FARC. Este establecimiento, conocido como “La Bebé”, ubicado en Tumaco, se había convertido en un centro de explotación sexual de menores de edad.

El agente infiltrado, haciéndose pasar por un ‘raspachín’, un término empleado para aquellos que recolectan hoja de coca, logró penetrar en este sombrío mundo. Su misión reveló la cruda realidad que enfrentaban adolescentes que habían sido engañadas con promesas de empleo y luego eran sometidas a la explotación sexual.

El agente de la Sijín, encargado de la investigación, describió la situación: “Se identifican adolescentes que fueron tratadas mediante falsas promesas laborales y eran sometidas a la explotación sexual”.

Además, el agente descubrió que las víctimas estaban amenazadas de muerte por estos grupos. Las jóvenes acudían al lugar en busca de servicios que se les ofrecían de manera gratuita, pero eran coaccionadas bajo amenazas.

Algunas de las víctimas habían sido reclutadas en regiones tan distantes como Maicao, en La Guajira, y trasladadas hasta Nariño.

El operativo resultante, llevado a cabo gracias a la información recopilada por el grupo especial de la Sijín Dipro, se realizó en conjunto con el Ejército y la Policía en una de las zonas más peligrosas bajo el control de grupos disidentes. El lugar operado por las disidencias de las FARC era dirigido por el frente Iván Ríos.

Como resultado de la operación, se logró rescatar a seis víctimas, de las cuales cuatro eran menores de edad, según el coronel Juan Cubides, director de Protección de la Policía.

El próximo objetivo de las fuerzas especiales es enfocarse en las zonas fronterizas, donde se sospecha que hay más niñas reclutadas por las disidencias de las FARC, en un esfuerzo continuo para combatir este tipo de delitos atroces.

María José Santisteban

Historiadora del arte y escritora freelancer. ''Me gusta interactuar con personas que piensan distinto a mí y me dan la oportunidad de ampliar mi perspectiva''. ''Soy defensora de la diversidad y la sostenibilidad ambiental''.