Un muerto y tres heridos en accidente de tránsito

Sucedió entre las 8:30 y las 9:00 de la noche del pasado sábado 19 de noviembre

Cuatro personas resultaron implicadas en el accidente de tránsito, tres de ellas se movilizaban en una motoci­cleta y la otra persona iba sola.

Pablo Antonio Sierra López, de 57 años, Shirley Cilelly Cano Forero, de 29 años; y Juan Pablo Sierra Forero, de 8 años, se movilizaban en la motocicleta Auteco, de co­lor rojo, con placa FFA-36C. Hacía pocos minutos habían estado saludando a una co­nocida de ellos que vive cer­ca del lugar del percance; se despidieron, y salieron con rumbo hacia su casa, ubica­da en la vereda Los Andes, por la vía que comunica a Granada con el municipio de El Castillo. Al llegar al cruce de la vía, en el sector conocido como La Troncal, sucedió el accidente de trán­sito en el que falleció Pablo Antonio Sierra.

La otra motocicleta impli­cada en el choque fue una Auteco, línea NS 200, de color azul, con placa ADQ-59E, conducida por Luis Fernando Leiva Tarache, de 28 años, quien, al parecer, llegaba al municipio después de culminar un día de estu­dios. Fuentes extraoficiales revelaron que el hombre tie­ne pérdida de conocimiento referente al momento del suceso.

La colisión, que sucedió en­tre las 8:30 y las 9:00 de la noche, causó gran impacto entre quienes llegaron has­ta el lugar. Testigos dijeron que el pequeño, de 8 años, después del choque se des­esperó por ver a su mamá, pero que debido a sus he­ridas no se podía levantar para lograr su objetivo. «El pequeñito apenas quería ver a la mamá, estaba todo desesperadito; alguien le de­cía que se calmara, que la mamita estaba bien», dijo una mujer minutos después del choque. Al lugar llegó una ambulancia de servi­cio privado para atender el caso. Un testigo del hecho expresó que llamaron al Hospital Departamental de Granada para advertir que el suceso había sido grave, pero que allí les dijeron que por el momento no podían enviar la ambulancia ya que el conductor no estaba en ese instante. Shirley Cillely, Juan Pablo y Luis Fernando fueron trasladados en una misma ambulancia hasta el Hospital Departamental de Granada para ser atendidos de sus heridas. Según testi­gos que vieron a las perso­nas tiradas en el pavimento, la más grave de todos era Shirley.

La información extraoficial precisó que el pequeño, Juan Pablo Sierra Forero, debido al fuerte choque sufrió un trauma abdomi­nal cerrado y traumatismos en diferentes partes de su cuerpo. Minutos después de llegar al hospital de Granada fue trasladado hasta la ciu­dad de Villavicencio, donde fue atendido en una Unidad Pediátrica de Cuidados In­tensivos.

Por su parte, Shirley Cillely, madre del menor, fue hos­pitalizada por las múltiples heridas sufridas en su cuer­po, entre las que se cuentan fractura mandibular, herida de cara, fractura múltiple de la pelvis, fractura de fémur extremo superior y varias pequeñas heridas en otras partes de su cuerpo.

Finalmente, Luis Fernando Leiva sufrió fractura en cla­vícula izquierda y deformi­dad en miembro superior izquierdo; aunque tenía do­lor en la región cervical y en el tórax, él es quien presenta menos traumatismos de los tres heridos, dijo el parte médico.

Un amigo cercano a la fa­milia Sierra Forero dijo que Pablo Antonio era un buen esposo, padre y amigo, que él compartía con su familia y que cuando salían de su casa, ubicada en la vereda Los Andes, lo hacían todos juntos. «Era un buen hom­bre», expresó la persona. Así mismo dijo que como amigo era muy bueno, ser­vicial, amable y decente.

La inspección al cadáver fue realizada por miembros del Cuerpo Técnico de Inves­tigación, del municipio de Granada.

Destacado:

Pablo Antonio Sierra López, tenía 57 años de edad, vivía junto a su esposa, Shirley, y su hijo, Juan Pablo, en la vereda Los Andes