Secuestradores y homicidas del ganadero Helí Ballesteros serían beneficiados en la JEP

Helí Ballesteros. / Foto cortesía.

El secuestro y posterior asesinato del reconocido campesino sucedió el 23 de diciembre de 2011, en la vereda Candilejas, de la jurisdicción de Puerto Lleras (Meta)

Uno de los crímenes que se mantiene en la indife­rencia por los operadores de la Justicia y por el pro­pio Estado, tiene hoy nue­vas connotaciones tras el reciente anuncio de la inscripción de dos de sus autores para recibir el be­neficio de la Justicia Espe­cial de Paz (JEP).

Se trata de Edilson Bustos Lozada, alias «el Loco», condenado a 52 años de cárcel por ese crimen; supuestamente, él recibió $100 millones que la fami­lia pagó por el rescate del ganadero; y Hermógenes Mosquera Navarrete, pre­so en Pereira. Los dos se declararon miembros de las desmovilizadas FARC, y fueron aceptados por el Estado en el citado pro­grama.

Helí Ballesteros, de 80 años, fue secuestrado por hombres armados el 23 de diciembre de 2011, en la vereda Candilejas, de Puerto Lleras, cuando regresaba de su finca La Frontera, después de ofre­cerles la Navidad a sus tra­bajadores.

Los capturados y proce­sados por ese crimen no han declarado dónde se encuentra el cuerpo de la víctima, aunque después de recibir la recompen­sa estaban exigiendo $20 millones más para, su­puestamente, entregar el cadáver.

Ante el nuevo giro del caso con la aceptación de dos de los implicados en la Justicia Especial para la Paz, la familia de la vícti­ma exigió al Gobierno que no les conceda beneficio alguno hasta cuando se diga la verdad del secues­tro y homicidio, y se en­treguen los restos de la víctima.

Alias «el Loco» fue con­denado junto con Pablo Emilio Flórez Alonso, alias «Borugo», a 52 años de cárcel, y al pago de una multa de 46 533 salarios mínimos vigentes men­suales, por el secuestro y desaparición del ganadero Ballesteros.

En el mismo fallo de pri­mera instancia también fue condenado a 47 años de prisión y multa de 22 483 salarios mínimos le­gales vigentes mensuales, Dagoberto Ibagué Martí­nez, alias «Dago».

El Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Villavicencio condenó, además, a Edilma Rojas Mesa, alias «la Doctora Edith», a 37 años de pri­sión, la mujer habría reco­gido el dinero del rescate, que dejaron los familiares en un puesto de venta de jugo de naranjas.

Para los restantes proce­sados se han aplazado las audiencias en doce opor­tunidades, sin justificación alguna por los operadores de la Justicia.