Más seguridad para el campo granadino

La decisión se tomó debido a los hurtos que han sucedido en áreas rurales del mu­nicipio

Así lo aseguró el secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, Óscar Alexan­der Amaya, el pasado 28 de marzo, después de realizar­se en el Palacio Municipal un consejo de seguridad, al que asistieron miembros del Ejército y la Policía Nacional, Gaulas militar y de Policía, así como integrantes del CTI.

Dijo que tal reunión se con­vocó por las constantes de­nuncias de los habitantes del campo del municipio sobre incremento de los hurtos. «Se han registrado situacio­nes de alteración del orden público en materia de inse­guridad, por personas que les están haciendo daño a nuestros campesinos. Se optó por hacer unas mesas de trabajo con el Ejército y la Policía Nacional, en las vere­das Los Maracos, Los Andes y Los Mangos, para con ellos trabajar unas jornadas y em­pezar a establecer cuáles son las estrategias por seguir». Añadió que se espera que con esas reuniones, en las que se escuchará a los ha­bitantes de la zona rural, se mejore la situación, y se note la presencia de unidades del Ejército y de la Policía Na­cional con sus patrullajes mediante grupos de control conjunto.

Durante la reunión se reve­ló que el hurto en todo el municipio ha disminuido, en comparación con los datos del año pasado. Pero, según anotó Amaya, ello no exonera a la Fuerza Pública que hace presencia en Granada de su deber, ni les ordena que no trabaje. «Como voceros de la Alcaldía, debemos exigirles mayores resultados debido a que la percepción de la comunidad es de inseguri­dad. Ellos aseguran que hay inseguridad en el municipio, y que, realmente, la Fuerza Pública no está actuando con todo rigor».

Desde el año 2015 fueron instaladas, en diferentes ca­lles del municipio, cámaras de seguridad con las que se esperaba obtener resulta­dos frente a los hurtos que ocurrieran en las calles y en establecimientos del comer­cio de Granada. A la fecha varias de esas cámaras no funcionan, y requieren man­tenimiento inmediato. Pero, como lo asegura el secreta­rio del Interior y Convivencia Ciudadana, no existe el pre­supuesto para realizar esa acción. Dijo que se están adelantando estudios sobre qué es lo que se les debe hacer a tales cámaras y de dónde se obtendrá el dinero para repararlas. De esa red de cámaras en total funcio­na el 80 %, pero -asegura el funcionario- se requiere más de ellas para asegurar una buena vigilancia y seguridad para los granadinos.

Las mesas de trabajo, plan­teadas durante el consejo de seguridad realizado esta semana, se instalaron el pa­sado jueves 30, en la vereda Los Maracos, según dijo Ós­car Amaya. Después se tras­ladaron hasta la vereda Caño Rojo, y luego a las otras ve­redas del municipio; se espe­ra que con estas reuniones la comunidad le explique a la Fuerza Pública cuáles son sus dudas frente a la segu­ridad en su zona, y de qué forma se puede trabajar para mejorar esa situación.

Destacado:

«Se le ha exigido a la Policía Nacional, al Ejército, al CTI, al Gaula Militar y de la Policía, que den resultados posi­tivos frente a los robos que están sucediendo. La percepción de la comu­nidad debe cambiar, porque, obviamente, con la mejora continua de los controles y operativos los granadinos tendrán un mejor vivir», apuntó Óscar Amaya, secretario del Interior de Granada.