Dos policías heridos en persecución a ladrones de motocicleta

Durante el seguimiento un patrullero regular recibió un disparo en una de sus manos. Otro más sufrió laceraciones en la pierna izquierda

Como en las películas de acción, los habitantes de Granada (Meta) fueron testigos de una intensa persecución, que terminó en balacera entre policías y delincuentes. El hecho ocurrió en horas de la noche del viernes 8 de julio. De acuerdo con el reporte oficial, todo se inició con una llamada recibida en la Estación de Policía; una mujer alertaba acerca de un presunto intento hurto del cual había sido víctima.
De inmediato una patrulla se dirigió hasta la carrera 9 con calle 26, lugar donde, minutos antes, supuestamente, la denunciante fue sorprendida por dos motociclistas armados, los cuales pretendían robarle su moto. Pero la mujer los enfrentó argumentándoles que dicha arma era de juguete, razón por la cual los delincuentes no pudieron consumar su plan, y se marcharon.
Treinta minutos después, nuevamente, a los policías les informaron sobre el robo de una motocicleta en la carrera 30. De inmediato los patrulleros se dirigieron al barrio El Paraíso, pues, según las investigaciones y estadísticas, es a ese lugar adonde llevan todas las motos robadas. Estando en ese sector los agentes fueron avisados por uno de sus compañeros de que los presuntos delincuentes ya habían sido avistados.

Se desató, entonces, una súbita persecución, que se prolongó por más de diez minutos; transitaron por la carrera 8 hasta llegar a Llanogas. En ese momento una mujer se encontraba a bordo de una motocicleta, y un hombre, en otra; al sentirse acorralados, desenfundaron sus revólveres, y dispararon en repetidas oportunidades contra los policías. Una bala impactó en una mano del patrullero Alejandro Carreño. Tal herida comprometió algunos tendones, razón por la cual tuvo que ser sometido a una cirugía.
La mujer, identificada como Yisela Pérez Gutiérrez, de 30 años, fue abandonada por su compañero de fechorías, y aprehendida después en la vía, con la moto robada y el arma de fuego.
Mientras tanto, otra patrulla de policías regulares, a fin de cumplir con su deber de proteger a la comunidad, encendió sirenas, luces y balizas, y continuó la persecución del otro ladrón de motos. Estando en la carrera 13 con calle 18, el presunto delincuente se estrelló con un taxi; el golpe derribó los espejos de ese carro público. Sin embargo, el delincuente continuó su huida, y al llegar al semáforo de la carrera 13 con calle 15 se estrelló contra una mujer que se desplazaba en una motocicleta. La colisión ocasionó que los patrulleros perdieran el control de la moto y terminaran en el piso. Mientras tanto, el ladrón de motos se escapaba sagazmente.

En el incidente resultó lesionado el patrullero Jeison Vega, quien sufrió laceraciones en su pierna izquierda. La ciudadana accidentada sufrió hematomas leves en diferentes partes del cuerpo.

Yisela Pérez Gutiérrez fue presentada en audiencias preliminares, allí la Fiscalía le imputó los delitos de porte ilegal de armas, en concurso con intento de homicidio y hurto calificado y agravado. A su vez se conoció que la investigada tiene antecedentes por diferentes delitos. Se espera que pase, al menos, los siguientes 10 años de su vida en la cárcel.

Las autoridades adelantan las investigaciones pertinentes para dar con el paradero del otro delincuente, para que la Justicia le aplique un justo castigo