Dos hombres fueron capturados tras asaltar, armados, una gasolinera

 

Jorge Humberto Nieto Gómez y Fernando Gómez Trujillo fueron capturados minutos después de cometer un asalto a mano armada en la estación de servicio La Nueva Petrolera. / Fotos cortesía.

Más de $400 000 y un celular de alta gama les fueron arrebatados a una mujer durante el atraco

Luego de una persecu­ción como de película, unidades de la Policía en Granada capturaron a Jorge Humberto Nieto Gómez, de 26 años; y Fer­nando Gómez Trujillo, de 32 años, residentes en los barrios La Ciudadela y 11 de Noviembre, del munici­pio de San Martín de los Llanos. Los sospechosos fueron señalados como autores intelectuales y materiales de un hurto a mano armada, en horas de la noche del domingo 7 de mayo, en la estación de servicio La Nueva Petrole­ra, de Granada (Meta).

De acuerdo con las ver­siones preliminares entre­gadas a RH, los hombres, que se movilizaban en una motocicleta Discover 125, llegaron hasta la ga­solinera; allí, con un arma de fuego, intimidaron a la empleada, y procedieron a hurtarle cerca de $500 000 y un celular de alta gama. «Me hurtaron el dinero que tenía en un ‘canguro’, y el celular. Ellos llegaron en una moto, tenían tapa­da la placa. El que conducía vestía camibuso negro y jean azul, y el otro vestía camisa roja a rayas y jean azul claro; fue él quien sacó el arma, me la puso en el estómago, y me dijo: ‘Quieta, no se mueva’», declaró la víctima ante las autoridades.

Posteriormente, la mujer dio aviso a la Policía, y desde el Comando se le informó a un grupo de pa­trullaje que se encontraba en el Puente Alcaraván, para que realizara el «plan candado» a fin de que los maleantes no se escapa­ran. Minutos después ob­servaron que se acercaba una motocicleta con dos hombres, similares a los antes descritos por la víc­tima. Los motociclistas, al notar la presencia de los uniformados, emprendie­ron la huida; en medio de la persecución, que se prolongó por varios minu­tos, Gómez Trujillo, quien viajaba como parrillero, sacó un arma de la pretina de su pantalón, razón por cual los policiales se vie­ron obligados a esgrimir también sus armas de do­tación y hacer disparos al aire. Luego, Gómez arrojó sobre la vía un ‘canguro’ de colores rojo y gris. Al llegar al sector de Puente Caído los dos hampones se vieron acorralados, de­tuvieron la motocicleta y se entregaron a las auto­ridades.

El ‘canguro’ contenía $463 100 en billetes y monedas de diferentes denominaciones, el cual, previamente, había sido arrebatado a la empleada de la gasolinera. En poder de Jorge Humberto fue hallado el teléfono celular de la mujer y dos móviles más.

Horas después los dos capturados fueron pre­sentados a audiencias preliminares ante un juez de control de garantías del municipio de Grana­da. En desarrollo de las diligencias judiciales la defensora de Nieto y Gó­mez solicitó al juez que presidía la audiencia, que decretara ilegal la captura ya que, según dijo ella, existieron irregularidades en ese procedimiento.

La Fiscalía les imputó los delitos de fabricación, trá­fico, porte o tenencia de armas de fuego, en con­curso con hurto calificado y agravado, acusación de la que los hombres se declararon inocentes. Sin embargo, fueron enviados a la cárcel del municipio de Granada, en tanto se adelanta la investigación en su contra.

Destacados:

Los sospechosos fueron capturados en el sector de Puente Caído, cuando pretendían huir de las autoridades policiales.

«Me hurtaron el dinero que tenía en un ‘can­guro’, y el celular. Ellos llegaron en una moto, tenían tapada la placa; el que conducía vestía camibuso negro y jean azul, y el otro vestía ca­misa roja a rayas y jean azul claro. Fue él quien sacó el arma, me la puso en el estómago, y me dijo: ‘Quieta, no se mue­va’», declaró la víctima ante las autoridades.

Motocicleta en la que se movilizaban los sospechosos al momento de ser capturados. Se presume que la utilizaron para cometer el atraco. / Foto cortesía.