Condenados dos hombres por porte ilegal de armas y receptación

Foto ilustración.

Las investigaciones cobijan a Alfredo Leiva Vásquez de 60 años y a José Armando Plata Guerrero

La investigación en con­tra de Alfredo Leiva, inició el 21 de enero de 2017, cuando una patrulla de la Policía llegó hasta el ba­rrio El Amparo, a prestar apoyo en medio de una riña que se estaba presen­tando. Estando allí reci­bieron una llamada sobre un posible hurto realizado en una finca de la vereda Puerto Suárez; Cuando se dirigían hacia el lugar, so­bre el puente Caño Rojo, observaron un camión tipo turbo de placa STO–034, que se movilizaba en sen­tido contrario al de ellos, de inmediato solicitaron al conductor del camión que se detuviera.

En el vehículo se moviliza­ban tres personas; Uno de ellos de cabello blanco, tez trigueña, camisa blanca y pantalón gris, quien porta­ba un revólver calibre 38, marca Smith & Wesson, con un cartucho para el mismo, el cual llevaba es­condido en su cintura.

El ciudadano fue identifi­cado como Alfredo Leiva Vásquez, quien manifestó no tener ningún documen­to del arma y mucho me­nos un permiso para su porte. Sin embargo expre­só que llevaba dicha arma en su poder con el fin de defender a su comunidad de unos presuntos ladro­nes que hacía poco habían intentado cometer un hur­to en esa zona.

Días después el investiga­do aceptó los cargos im­putados, en consecuencia de ellos, el juez de conoci­miento de Granada, emitió fallo condenatorio en su contra, por medio del cual declaró penalmente res­ponsable a Alfredo Leiva Vásquez del delito investi­gado condenándolo a una pena de 25 meses de pri­sión domiciliaria.

En una segunda investiga­ción y por un hecho dife­rente, la Policía capturó y la Fiscalía abrió investiga­ción a José Armando Plata Guerrero, quien por medio de sentencia de primera instancia con preacuerdo, fue condenado en los últi­mos días.

El proceso judicial en su contra inició el 19 de no­viembre de 2015, mientras la Policía realizaba labores de registro y patrullaje en el casco urbano del mu­nicipio de Vista Hermosa, cuando observaron a dos hombres que se movili­zaban en una motocicle­ta marca Bajaj Auteco de placas PIT–41C, de inme­diato los detuvieron pero al hacer la solicitud de an­tecedentes descubrieron que la moto se encontraba reportada como hurtada en San Juan de Arama.

Plata Guerrero, fue cap­turado y posteriormente condenado a cuatro años de prisión domiciliaria y una multa de 3.5 Salarios Mínimos Legales Men­suales Vigentes, tras ser hallado responsable del delito de receptación.