Reportero de los Hechos

Turistas indignados denuncian usura en el servicio en las piscinas del río Güejar

Foto cortesía

Al parecer las personas que ofrecen la comida, hospedaje y transporte, cobran más de lo normal a los visitantes

La pregunta es: ¿A quién no le gustaría ir a las pis­cinas del río Güejar?

Varias personas son las que anhelan conocer uno de los lugares más emble­máticos del departamento del Meta, que está ubica­do en el municipio de Le­janías: las piscinas del río Güejar. Este es uno de los sitios más visitados por los turistas ya que sus aguas son cristalinas y lo que se puede observar en sus al­rededores es la naturaleza vestida de armonía, cantos de pájaros y la tranquilidad de un lugar que no ha sido destruido por manos humanos.

Como ‘todo lo que brilla no es oro’, los extranjeros han sentido un sinsabor que los hace pensar que se es­tán aprovechando de ellos ¿De qué trata? Al parecer algunas de las personas que prestan el servicio de cabañas, comida, traspor­te, entre otras atenciones, están cobrando una suma muy alta. Los afectados se preguntan lo siguiente ¿será que es justo pagar toda esa cantidad de dine­ro?

Según lo expresado por un visitante que estuvo el pasado fin de semana con su familia en las piscinas del río Güejar, ellos llega­ron hasta el municipio de Lejanías y hasta ahí todo iba bien, les entregaron el número celular de un joven conductor que realiza via­jes hasta una de las fincas que prestan los servicios señalados anteriormente, el conductor le cobró el viaje a 130 000 pesos. «No es justo, nos quieren ver la cara de ‘pendejos’, puede ser que no conozca­mos. Por nuestro acento, o color de piel se dan cuenta muy fácil que no somos del Llano, pero realmente están robando a la gente, y no es que nos duela pagar, sino lo que están haciendo es robando de una mane­ra descarada», expresó el hombre.

Añadió el denunciante que él le había preguntado a una de las personas que pertenece a la finca si creía que era justo pagar todo ese dinero y este había sido conciente del error que se estaba cometiendo.

«Con esto no le quedan a uno ganas de seguir vi­niendo. Es un lugar muy chévere, pero no es la ma­nera de tratarnos. La co­mida no es tan mal, pero también es muy cara, hay muchas cosas que no nos gustaron, y ni modo de de­cirles algo por que no res­ponden de buena manera» subrayó el afectado.

Se ha conocido por medio de las redes sociales, el inconformismo que tiene la gente, por el alto costo que manejan algunas de las fincas que ofrecen una carta extensa pero no con el precio justo.

«Al turista se debe dejar con a boca abierta, pero de asombro, de la buena atención, no de decepción y de hambre. No por que vengamos de otro lado, traemos los bolsillos llenos de millones de pesos. Nos quejamos, porque si quie­ren que venga más gente a este lugar maravilloso, es para que se lleven no solo una buena imagen del río, del medioambiente; Si no de la calidad de personas», concluyó el turista denun­ciante.

Destacados:

«Llegamos a Leja­nías, y hasta ahí todo iba bien. El pueblo no queda tan lejos de las piscinas, la carrete­ra no está en tan mal estado, pero no están cobrando lo justo; La gente pensará tal vez que somos tacaños, no es así, hay que hacer caer en la cuenta a los dueños de estas fincas del error que están co­metiendo» dijo el afec­tado.

Por Facebook, en el perfil del alcalde de los lejanienses Rene Galin­do, le han hecho llegar comentarios similares. Aparentemente no es la primer situación que se presenta; Si no que ya han sido varios tu­ristas que se sienten víctimas de este hecho.