Problemas pasionales habrían marcado el final de pareja de esposos

Sucedió el pasado domingo 5 de agosto en jurisdicción de Puerto Rico, Meta
Una vivienda ubicada en vereda Barranco Colorado, a una hora de distancia aproximadamente del casco urbano del municipio de Puerto Rico, se convirtió en el escenario de un pavoroso crimen.
De acuerdo con las versiones preliminares la noche del domingo 5 de agosto, inició con normalidad, hasta que Manuel Clavijo, enceguecido por la ira tomó un arma y le propinó un balazo mortal a su compañera sentimental identificada como Judith Madrigal Mendoza, para luego dispararse él a la cabeza y acabar al fin con su angustiosa existencia.
Se presume, que la pareja que llevaba varios años de convivencia se habría enganchado en una acalorada discusión de la cual la única salida para Manuel sería la muerte. La comunidad cuenta que de repente escucharon el sonido de dos disparos que provenían del interior de la vivienda de la familia Clavijo Madrigal y de inmediato acudieron al lugar para ver que sucedía. Espantados por la escena dieron aviso al Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, que designó a tres unidades para que en lancha se desplazaran hasta la vereda para atender la emergencia. Las labores de rescate y traslado de los cuerpos hasta el casco urbano culminaron en la mañana del lunes 6 de agosto. Posteriormente unidades de la Sijín se encargaron de realizar la inspección técnica a los cadáveres.

Manuel y Judith, al parecer eran padres de uno o más niños que se encontraban con los abuelos en el momento que ocurrieron los hechos.