Presidente de asociación estafó a un desplazado

La investigación contra Jorge Eliécer Ramírez Romero de 55 años, quien para la fecha de los hechos se desempeñaba como presidente de la Asociación de Desplazados del Ariari-Asodar- fue adelantada por la Fiscalía 26 seccional de Granada.
La denuncia en su contra fue interpuesta el 13 de agosto del 2012, por el señor Parmenio Marroquín Martínez, quien indicó que meses antes fue abordado por el señor Jorge Eliécer Ramírez Romero, líder de desplazados quién tenía una oficina en la calle 15 del barrio Centro de la capital del Ariari, lugar donde funcionaba la sede de la asociación Asodar, con el fin de diligenciar un formulario para que se asociaran 6 personas para sembrar plátano y salir de la pobreza. Con el diligenciamiento del formulario, Parmenio solicitó un préstamo de $10.000.000 ante el banco Agrario, dinero que una vez aprobado y con su autorización fue desembolsado en la cuenta de Asodar, de la cual Jorge Eliécer, era el representante legal.

Como secretaria de la asociación, laboraba Noemí Galeano Ariza, quien al percatarse de la estafa alertó a la entidad bancaria para que no siguiera desembolsando dineros a la cuenta de Ramírez Romero, ya que según ella, este era un pícaro que se había gastado el dinero en cosas diferentes a las pactadas.
Por desgracia para Parmenio ya era tarde, pues el dinero solicitado ya estaba en manos del supuesto representante de víctimas y no pasó mucho tiempo para que el banco empezara a cobrarle.
Mientras tanto Jorge Eliecer, según el denunciante, invertía en su propio beneficio y cuando Marroquín le cobraba se limitaba a decir que con una cosecha de ahuyama iba a pagar, pero lógicamente eso nunca sucedió.
Lo que sí ocurrió fue que Parmenio debido a la estafa realizada por Jorge, terminó con una deuda que aún no ha podido cancelar, pues sus escasos medios económicos no se lo permiten.
Dentro de la denuncia también se señaló que regularmente, Ramírez citaba a los desplazados a reuniones en las cuales exigía una cuota de $50.000 para inversión en proyectos que nunca se realizaron.
De los $10.000.000, hurtados a Parmenio, $4.000.000 supuestamente le fueron entregados al progenitor de Nohemí como pago al canon de arriendo del terreno en el que aparentemente se llevaría a cabo el proyecto productivo.
Finalmente, luego de años de investigación y gracias a la efectiva acción de la Fiscalía 26 local de Granada, Meta, el Juzgado primero promiscuo municipal con función de control de conocimiento, resolvió condenar a Jorge Eliecer Ramírez Romero, como autor intelectual y material de la conducta de abuso de confianza, tipificada en los Artículos 249 y 250 del Código Penal. Para ello deberá cumplir una sentencia de 48 meses de prisión domiciliaria y cancelar la suma en cuantía de 40 Salarios Mínimos Legales Mensuales Vigentes.
Se presume que en total el hoy condenado pretendía quedarse con $60.000.000, que le había propuestos a ingenuos hombres como Parmenio, solicitaran en el banco para desarrollar el supuesto cultivo de plátano