Por amansada de un caballo casi mata a un hombre

Con varias heridas en su cuerpo terminó la víctima luego del ataque que por poco le cuesta la vida


Sentencia de primera instancia con preacuerdo por el delito de homicidio simple en grado de tentativa en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, accesorios o municiones, fue la decisión emitida en días pasados por el juez de conocimiento de Granada, en contra de Pedro Joaquín Novoa Mondragón.
Durante el juicio, la Fiscalía explicó que para la mañana del 6 de noviembre de 2011, en el municipio de Lejanías, Meta, cuando la víctima identificada como Blas Eduardo Peña Bejarano, llegó a la finca del hoy condenado, fue agredido verbalmente y luego atacado con un arma de fuego. Las balas perforaron varias partes de su cuerpo, sin embargo, Peña Bejarano mal herido se desplazó en su motocicleta para pedir auxilio a un amigo suyo quien lo llevó hasta el centro médico municipal, de donde fue remitido al hospital de Granada y posteriormente a una clínica de la capital del Meta.
El testimonio entregado por la esposa de la víctima señala que para el día de los hechos, Peña Bejarano, salió muy temprano de su residencia en el casco urbano de Lejanías, con el fin de cumplirle una cita a Novoa Mondragón, que le debía un dinero por la amansada de un caballo y se había comprometido a cancelárselo ese día. Según la mujer, pasados varios minutos escuchó unos disparos y luego un conocido suyo le avisó sobre lo sucedido con su esposo.
En el transcurso del juicio que tardó varios años, el investigado de 72 años decidió realizar un preacuerdo con la Fiscalía y aceptar los cargos imputados. En consecuencia fue condenado a 77, 4 meses de prisión sin derecho al beneficio de la detención domiciliaria.