«Para mí el joropo es lo mejor que me ha pasado en la vida» Paula Alexandra Beltrán

Foto cortesía

A sus 16 años anhela seguir zapateando, como lo ha hecho durante varios años

Sin duda alguna el joropo es el baile que identifica al hombre llanero. Cada una de las personas que prac­tica esta danza, hace que el folclor y la cultura del Llano tengan más empuje de admiración y exaltación en otros departamentos; Y que decir, a nivel mundial.

Muchos son los padres de familia que han querido ver a sus hijos bailar al son de esta música, que hace estremecer hasta el co­razón más arremangado. Los motivan para que sean partícipes de esta tradición que caracteriza a cada uno de los habitantes de estas tierras que son adornadas de hábitos únicos, que los hacen distinguir en cual­quier país por su verraque­ra.

El traje típico hace un com­plot perfecto con la presen­tación, los movimientos y los diferentes pasos. Los espectadores siempre tie­nen sus ojos puestos des­de el momento que salen a realizar la presentación, la piel se eriza y los aplausos sobreabundan para los bai­larines. Los pies de ellos son el sonido que acompa­ñan los instrumentos, las cotizas son aquellas que tienen un toque iniguala­ble; Los hombres direc­cionan a la mujer, y ellas se encargan de dar el en­canto y dulzura al público. «Cualquiera no se le mide a bailar joropo» es una de las frases más escuchadas por los propios.

Paula Alexandra Beltrán Montiel, tiene 16 años, es del municipio de Granada Meta, y desde hace 11 bai­la joropo. Ella es digna re­presentante del folclor del Llano, aún en su proyecto de vida está plasmado se­guir bailando y adornando con sus movimientos miles de escenarios y dejando en alto su cultura que por siempre vivirá.

En entrevista para este me­dio escrito, a la joven se le notó como gozaba hablar de su arte, y lo importan­te de tener vivo el folclor llanero.

«Para mí el joropo es lo mejor que me ha paso en la vida. Soy una persona un poco introvertida, pero al bailar me transformo y exploro cosas que normal­mente no haría», señaló Beltrán.

Ella quien pertenece a la academia Cabrestero, ha tenido la oportunidad de bailar en varios municipios del departamento del Meta, igualmente ha estado en Bucaramanga, Sabana de Torres, en el Cesar, en la ciudad de Barranquilla y Supatá (Cundinamarca).

«Hemos ganado dos veces el Torneo Internacional de Joropo, casi siempre le ga­namos a todos los munici­pios que vamos, ganamos mucho», Paula Alexandra.

La joven granadina final­mente concluyó con el si­guiente mensaje:

«Mi invitación es que no se inscriban solo por rea­lizar este hermoso baile, si no por hacer otra actividad extracurricular, ya que es un baile que se ve un poco difícil, pero cuando ya se entra más a fondo, se con­vierte, más que en una cla­se, en un método de vida.»

La joven granadina tiene todo un mundo por explo­rar en el terreno, que du­rante todos estos años la ha visto crecer como per­sona y profesional.

Destacados:

«La verdad no fue algo mío, porque a mí la verdad al prin­cipio no me gustaba, pero mi mamá fue la que me ingresó a esto del mundo de la danza de joropo y ahora no me quiero salir (risas)» Paula Alexandra Beltrán.

La joven lleva 11 años bailando joro­po, e interpreta el arpa.