Ojo con lo que comparte

Un video, una fotografía, posteada en una red social como Facebook o un Twitter, que sólo es una pequeña frase puede ser tan poderosa y causar en ocasiones daños irreversibles. Las redes sociales están jugando un papel muy importante en nuestra sociedad y es allí donde se debe actuar con mucha responsabilidad a la hora de usarlas. En los últimos días videos como la historia de don José, un músico de calle que supuestamente fue discriminado en un restaurante del Poblado de Medellín, se volvió viral. Aunque el mismo señor después ha salido a decir que no se sentía discriminado si causó un enorme daño al lugar de comidas. Historias contadas a medias, videos editados, versiones rebuscadas y unos cibernautas que sólo buscan la mofa, la especulación y el deseo de volverse famosos por unos días se volvieron un peligro. Si una mamá en un centro comercial su hijo llora y quizá lo castiga, no falta el que grave sólo el pedazo donde lo está castigando para postear el video y decir que es una mala madre. Si alguien abraza a alguien toman la foto solo cuando lo estaba abrazando para salir a decir que son amantes. Tengamos mucho cuidado con eso, con lo que usted comparte, verifiquemos las noticias, incluso muchos utilizan hasta logos de importantes medios de comunicación para hacer creer, más en estos días de contiendas electorales. Aprovechamos esta editorial para decirles que Reportero de los Hechos, solo tiene su blog, su Fanpage y su perfil con este nombre (Reportero de los Hechos). No tenemos páginas o perfiles de noticias con otros nombres. Esto lo aclaramos por qué en los últimos meses han creado cantidad de páginas con supuestos contenidos periodísticos, donde no se sabe ni quien las administra volviéndose peligrosas a la hora de compartir información. Tengamos cuidado con lo que compartimos en nuestras redes sociales.