Llantas cargadas con «base de coca»

Durante el operativo al que las autoridades denominaros ‘Zeus’, dos personas fueron capturadas y decomisados 89 kilos de cocaína
La diligencia judicial fue desarrollada por la Policía nacional a través de la Dirección de Antinarcóticos, en el marco de la estrategia adelantada en los llanos orientales contra las organizaciones dedicadas a la producción y el tráfico de alucinógenos.
La curiosa modalidad para transportar «base de coca», fue descubierta gracias a la información suministrada a la línea 167 ‘denunciar paga’ en la que dieron las características del vehículo en el que viajaban dos personas a la altura de la vereda Simón Bolívar en la parte rural de San José del Guaviare.
Para la interceptación del vehículo, fue necesario desplazar a los uniformados adscritos a la dirección antinarcóticos en unas aeronaves tipo helicóptero para que llegaran hasta donde se encontraban las personas transportando la sustancia; los helicópteros en pocos minutos desembarcaron a un costado de la vía a los comandos jungla, quienes a través de un puesto de control detienen la marcha del automotor.
Cuando los pasajeros del campero notaron la presencia de las autoridades intentaron desviar la marcha tomando una trocha o carretera alterna que los conducía hasta la entrada de una finca, justo allí fueron detenidos por los efectivos de la Policía luego de un operativo de persecución.
Desde el techo, la tapicería, puertas y cada rincón del carro fueron revisados, en la búsqueda de cualquier cavidad en donde se pudiera alojar la sustancia, en el mismo sitio se determinó desmontar las llantas y es allí donde se encontró la sustancia de color beige en solución.
Luego de las pruebas de campo las autoridades determinaron que se trataba de «base de coca», envuelta en bolsas plásticas y adheridas al interior de los neumáticos, para lo cual los narcotraficantes con la ayuda de un experto en un montallantas, incorporaron la sustancia y luego la llenaron con el aire para soportar el peso del vehículo.
En total fueron encontrados 89 kilos de la sustancia ilegal, los cuales estarían siendo transportados por los dos ocupantes del vehículo hasta un cristalizadero para luego convertirlos en clorhidrato de cocaína.