Joven granadino entrena en equipo mexicano

Se formó profesionalmente en escuelas de Granada, Pereira y Medellín

Jorge Eliecer Aristizábal Beltrán es un joven granadino que a sus 19 años se ganó la posibilidad de entrenar en un equipo de la segunda división del fútbol, el cual está situado en la ciudad de Hermosillo, capital de Sonora, estado de México.
El padre de este joven, es un reconocido habitante de Granada, se llama Jorge Eliecer Aristizábal, dice que su hijo se formó en la escuela de Danilo Ospina, con el profesor Hernán Ospina «después pasó a la escuela del profe Barrera y de ahí se fue a Pereira 9 meses a jugar con un equipo que se llama Telecafé, volvió a Granada y de aquí se fue para Medellín en donde le salió la posibilidad de desplazarse a Hermosillo», contó emocionado el hombre.
Dice que la oportunidad de su hijo se dio estando en Medellín, cuando el equipo en el que jugaba, llamado Belén Pumas, recibió la visita de Jorge Rodríguez, quien observó el talente del joven Jorge y decidió que este debería acompañarlos para hacer parte de la Unidad Promotora Deportiva, en la que estará durante tres meses, como periodo de prueba, después de esto se decidirá si para y se le da contrato con un equipo profesional mexicano. De esta escuela de formación futbolística, hacen parte actualmente 23 colombianos de diferentes regiones del país.
Jorge es volante de creación, sus estudios los realizó hasta octavo bachillerato en la Institución Educativa Camilo Torres de Granada, de allí se desplazó a Villavicencio, ciudad en donde culminó su formación académica «desde muy chico se dio cuenta del amor por el fútbol, porque uno llegaba y le compraba un juguete y el prefería el balón, desde ahí se le miraron los dones para jugar fútbol y entrenó con el equipo de Hernán y pues gracias a Dios le ha ido muy bien» expresó el padre de este joven granadino.
Jorge Eliecer dice que su hijo es una persona humilde, disciplinada y consagrada con lo que quiere, de igual forma dice que la ayuda de su familia, conformada por su esposa Lusmila Beltrán, sus hijos Duvian Andrés Aristizábal, Leidy Viviana Aristizábal y su hijastro William Ortiz Beltrán, ha sido importante para que este valiente granadino haya llegado tan lejos. Asevera que el proceso para que su hijo vaya a jugar a México ha sido una lucha constante, en la que se tocan varias puertas pero son pocas las que se abren, pero que con la fe en Dios todas las cosas soñadas para ellos se harán realidad.