Jhon Onofre, sorprende con su canción ‘Gracias mi Llano’

«En esta canción resumo gran parte de mi vida, de mis sueños, de mis triste­zas y logros; para ustedes con todo cariño, ‘Gracias mi Llano’ disfrútenla», fue el mensaje publicado por Onofre en su página oficial de Facebook.

Jhon Onofre es oriundo del municipio de Granada, él en esta canción como lo expresó y lo escribió en la red social, da a co­nocer esa trayectoria que no ha sido fácil pero que la ha sabido llevar de una manera verraca sin nunca rendirse.

« Allá en Granada la ca­pital del Ariari, un carica­re me soltó un amane­cer y me formé por sus calles polvorientas, con esa meta de ser cantador también, allí escuchaba aquellos golpes criollitos de Carlos Rico que viejo pa componer, mis ilusio­nes las fui haciendo rea­lidad y poco a poco hoy me he dado a conocer, para quien no me conoce yo soy un hombre sen­cillo de la raíz al cogollo ante todo enamorado de este bendito joropo, por el vivo, por el sueño, por el armo un zaperoco, en el yo canto mis penas y a los problemas azoto y se los suelto al Arauca o en carreño al Orinoco, hoy mi carrera es un mural de ilusiones y mis pasiones las encuentran allá escri­tas (…)», dice una parte de la canción del llanero.

El año pasado (2016) Jhon Onofre fue entre­vistado por Reportero de los Hechos, donde res­pondió varias preguntas, entre ellas destacamos las siguientes:

RH: ¿Cuál es la filosofía de su vida?

J. O.: Ninguna estrella es tan lejos como para no poder alcanzarla. Eso es lo que yo he creído siem­pre en la vida. Y hay una expresión que me ense­ñó mi madre. Me decía: «Nada es para toda la vida».

RH: ¿Tuvo algún apodo cuando estaba pequeño?

J. O.: No, mire que no; que yo recuerde, no. Ya de grande sí me pusie­ron varios, uno de ellos era ‘Moño Verde’. Yo de­cía, pero por qué, y me dijeron que moño por lo regalado, y verde por lo sapo. Entonces, me tuvie­ron ese apodo por algún tiempo, pero, bueno, yo digo que a mí nunca me han afectado esas cosas.

Éxitos para Jhon Onofre le desea Reportero de los Hechos.