Declarada calamidad pública en Granada

El alcalde Juan Carlos Mendoza Rendón tomó la medida el pasado miércoles 23 de mayo debido a las fuertes lluvias que se presentan en la zona


Veredas como Los Andes, centros poblados como La Playa y Puerto Caldas, y diferentes lugares del municipio de Granada, se han visto afectados por las crecientes súbitas de los caños y el río Ariari que cruzan la geografía granadina. Son muchas las hectáreas de cultivos que se ven amenazados, cantidad de casas y animales los que están en riesgo. Por ese motivo el alcalde Juan Carlos Mendoza Rendón, mediante Decreto 087 declaró la calamidad pública para todo el territorio granadino, haciendo uso de sus facultades y poniendo en práctica el Artículo 2 de la Constitución Política.

Es deber del mandatario local establecer acciones para que las autoridades policivas, en materia de salud, judiciales y demás conozcan de esta situación y se comprometan a salvar las vidas de las personas afectadas «la subsistencia digna, la salud, la vivienda, la familia, los bienes patrimoniales esenciales y derechos fundamentales económicos y sociales de las personas conforme a lo preceptuado en el Artículo 59» reza el decreto expedido por la administración municipal.
El Comité Municipal de Gestión de Riesgo y Desastres aprobó que se declarara esta situación de calamidad pública, puesto que la ola invernal inició en estas tierras llaneras desde el pasado 2 de mayo y según los reportes del Ideam estas continuarán por varias semanas más.
Son muchos los municipios de la región del Ariari que al igual que Granada se han visto afectados, por ejemplo habitantes de veredas de Fuente de Oro son víctimas de las aguas que se desbordaron del río Ariari; diferentes barrios de Puerto Lleras han sufrido de inundaciones, por esto son muchas las personas que se han trasladado a los albergues dispuestos por la Administración local para su seguridad; la vía que comunica a Fuente de Oro con Puerto Lleras a la altura de Puerto Limón, ha sido socavada por completo, los trabajos hechos por Invías para la mitigación de riesgo no fueron suficientes, y el caudal del río cumplió con su cometido, por el momento quienes se movilicen por allí deberán tomar el desvío por la Shell para continuar con su recorrido; de igual forma la carretera que comunica a Granada con San Juan de Arama, a la altura del caño Urichare también sufrió daños; los habitantes de Puerto Limón, jurisdicción de Fuente de Oro están temerosos y a la expectativa de lo que pueda pasar con sus casas, la amenaza de que las aguas del Ariari desaparezca sus viviendas es continua actualmente, solo les queda esperar un milagro para que el cauce del afluente no aumente drásticamente.