Conductores descuidados ´asesinan´ sin compasión

Foto cortesía.

Un hombre y una mujer, perdieron la vida al colisionar su motocicleta contra una tractocamión que se encontraba parqueada sobre una vía nacional sin su respectiva señalización

El sector conocido como «La Y», cerca de la gaso­linera La Encrucijada, fue el escenario del impac­tante accidente que cobró la vida de Anayr Torres Cardona, de 47 años y Jair Segura Rivero, de 52 años.

Una tractocamión de co­lor verde metalizado, con­ducida por un hombre de 43 años, de quien se desconoce su identidad, estaba varada y parquea­da sobre la vía sin su respectiva señalización; Mientras tanto Anayr y Jair, emprendían un via­je que los llevaría directo a la muerte. Eran apro­ximadamente las 10:30 de la noche del domingo 3 de diciembre, cuando ellos se movilizaban en la motocicleta Discover de placa YPO – 13C, y sin alcanzar a percatarse de la presencia del tracto camión, chocaron brutal­mente contra ella. El im­pacto fue fuerte y letal, al punto que ambos murie­ron antes de que alguien alcanzara a prestarles los primeros auxilios.

Al lugar arribaron para­médicos de la ambulancia de la empresa TSM, pero ya los cuerpos no presen­taban signos vitales.

Residentes del sector y conductores de la men­cionada vía, manifestaron que las víctimas iban a una velocidad moderada y que este tipo de irre­gularidades con los vehí­culos pesados son cons­tantes. Durante lo corrido del año, al menos cuatro casos similares y que han cobrado varias vidas, se han presentado en la re­gión. «Ellos van dejando los carros varados sobre las vías y ni se preocu­pan por colocar un cono de señalización. El moto­ciclista puede ir bien y a velocidad moderada, pero en la oscuridad de esas carreteras no se ve nada y sin señalización peor, entonces es ahí donde ocurren tantas tragedias».

Unidades del CTI, de Gra­nada, realizaron la inspec­ción técnica de los cadá­veres y el correspondiente informe forense. Hasta el momento las autoridades no han revelado las cau­sas reales del accidente, pero desde ya adelantan indagaciones para escla­recer el hecho.

Las exequias de Jair y Anayr, fueron realizadas el pasado martes 5 y miércoles 6 de diciembre en el cementerio La Re­surrección del municipio de Granada. Reportero de los Hechos intentó tomar contacto con familiares de los occisos, pero estos se negaron a entregar al­guna declaración.